La Infanta Cristina sin el Ducado de Palma

La Infanta Cristina sin el Ducado de Palma

infanta BOEHa sido una de las mayores sorpresas del Rey Felipe VI, en su primer año de reinado al revocar a a su hermana, la Infanta Cristina, el uso del título de duquesa de Palma de Mallorca.

Una doble sorpresa, primero, y sobre todo, por la contundencia de la decisión. Pero además, y en segundo lugar, porque la reciente reaparición de la Infanta en la esfera familiar de la Casa del Rey -con motivo de la Primera Comunión de la Princesa de Asturias, y el funeral por Kardam de Bulgaria– había infundido la especie de un acercamiento y una clemencia por parte del monarca hacia quien desde el propio día de la Proclamación, el 19 de junio pasado, fue excluida por completo de la agenda de la Corona.

Fue el ‘caso Noos’ y el comportamiento “no ejemplar” del duque consorte lo que propició hace ya dos años el apartamiento de la Infanta, y ha vuelto a ser el ‘caso Noos’ ahora el causante de una revocación nobiliaria sin precedentes en la dinastía borbónica. Así lo han reconocido de manera oficiosa las fuentes consultadas en La Zarzuela, que se han referido al “momento procesal” en que se encuentra un sumario, a apenas unos días de que la Audiencia de Palma dicte la previsible apertura de juicio oral.

Se habla también que la Infanta Cristina escribió al Rey para renunciar al título de Duquesa, según ha indicado su abogado, Miquel Roca, antes de entrar a su despacho en Barcelona.

Sea uno u otro, la noticia es que la Infanta ya no tiene el Ducado de Palma

4 Comentarios - Escriba un comentario

  1. Entiendo que debería prevalecer el principio de “Presunción de inocencia”.
    La infanta está procesada, no acusada, y ni mucho menos declarada culpable.

    Responder
    1. Lamentablemente los principios básicos que conforman un estado de derecho y constituyen la raíz de los derechos humanos se están destruyendo subordinándolos a intereses ocultos económicos y políticos, la presunción de inocencia es aplicable a la infanta Cerolo Barcenas Carmena Messi o el socorrista de la piscina, la transparencia el blanqueo y otras hipocresías, manejadas hábilmente a través de los medios no pueden ser escusas para arrasar los derechos individuales.
      Cuando el derecho se burla cada uno de nosotros estamos en riesgo. Recordad a Brech.

      Responder
  2. Debería haber dimitido el primer día. Hacerlo 2 años después sólo demuestra que no es una dimisión, sino que ha cedido ante las presiones de su hermano. El cual, dicho sea de paso, se anticipa a lo que va a pasar con el nuevo gobierno de Palma… en caso contrario no sólo le obligaría a dejar el ducado de Palma, sino que le quitaría el título de infanta también.

    Responder
  3. ¿Os habéis preguntado qué privilegios perderá la Infanta por dejar de Ser Duquesa de Palma? He estado informándome, y parece ser que ninguno, puesto que “los títulos otorgados por S.M el Rey, se pueden considerar como premios y reconocimientos a distintas personalidades por su aportación a la cultura, la política, la ciencia y el deporte en nuestro país”.

    “El único privilegio que puede ejercer una persona con un título nobiliario, en nuestro país, es el poder ostentarlo, además del trato de Ilustrísimo Señor (si no son grandes de España, si lo fueren habría que llamárseles Excelentísimos Señores).”

    Es más, si la descendencia quisiese heredar el título, tendría que pagar una cuantía que iría desde los 507€ hasta 10.600€.

    Responder

Escriba un comentario