Legálitas lanza el “Manual de Supervivencia Jurídica: Vuelta de las vacaciones”

Legálitas lanza el “Manual de Supervivencia Jurídica: Vuelta de las vacaciones”

Son diversos los problemas a los que tenemos que hacer frente cuando, después de las vacaciones de verano, volvemos a nuestra actividad diaria, desde la reclamación al hotel por problemas surgidos durante nuestra
estancia, hasta la vuelta al colegio, la compra del material escolar o afrontar un duro divorcio.

Para facilitar el acceso a la información jurídica necesaria para saber qué hacer en caso de conflictos habituales al finalizar el periodo estival, en Legálitas hemos elaborado el Manual de Supervivencia Jurídica “Vuelta de las vacaciones” (Descarga manual completo), en el que abogados expertos dan solución a temas tan diferentes y la vez tan comunes del mes de septiembre como son el cobro indebido de facturas telefónicas cuando salimos fuera de España, reclamaciones a hoteles, apartamentos o restaurantes, robos y hurtos en el hogar o, entre muchos otros, los gastos que supone el inicio del curso escolar, sin olvidarnos de los buenos propósitos con los que retomamos nuestra vida cotidiana y que pasados unos meses pueden ocasionarnos un quebradero de cabeza, como son por ejemplo las cuotas anuales de gimnasios o clases de idiomas.

La vuelta al cole

La vuelta al cole genera ciertas dudas legales entre los progenitores, entre las que destacan la compra de material escolar y uniformes, las deducciones en materia fiscal de la compra de los libros para el nuevo curso o, entre otras, el reparto de los gastos del material cuando los padres están divorciados.

En relación a la obligación de comprar los libros o uniforme en el propio centro educativo, debemos diferenciar si se trata de un centro privado, público o concertado. El primero de ellos se rige por normas de régimen interior que los padres aceptan al realizar la correspondiente matrícula, mientras que en los colegios públicos o concertados existe libertad de precios en libros y material escolar desde el año 2007, lo que supone que no pueden obligarnos a realizar la compra de la equipación en el propio centro educativo.

Respecto a las deducciones en la declaración de la renta por la compra de material escolar, hay deducciones a nivel nacional por este concepto y, además, son varias las Comunidades Autónomas que también contemplan este tipo de deducciones. En cuanto a si estos gastos se incluyen o no dentro de la pensión de alimentos, salvo que en la sentencia de divorcio se recoja expresamente que se deben considerar gastos extraordinarios, están incluidos en la pensión de alimentos establecida para cada hijo.

Sorpresas al llegar a casa

Pese a que cada vez estamos más concienciados en ciertos hábitos que puedan disuadir a los ladrones, como pedir que nos retiren el correo del buzón o que modifiquen la posición de las ventanas, esto no impide que nos sigamos encontrando con numerosos casos de robos en hogares durante las vacaciones. En estos casos, lo primero que debemos hacer es llamar a la Policía o la Guardia Civil y no tocar nada ni entrar en la vivienda hasta que no lleguen para no alterar ninguna prueba. En 72 horas es conveniente poner denuncia de los hechos y remitir la documentación a la compañía aseguradora, si contamos con póliza de seguro de hogar que incluya el robo en viviendas.

Otro problema que nos podemos encontrar al regresar son las temidas averías, tuberías rotas que nos han inundado la casa. Ante esto, lo primero a determinar si se debe a un descuido nuestro o proviene de un vecino o la comunidad de vecinos, pues de ello dependerá quién deba hacerse responsable de sufragar los gastos ocasionados.

Encontrar el piso ocupado es un grave trastorno que está en auge especialmente desde el comienzo de la crisis económica. Si se diera esta situación, no podemos entrar por la fuerza ni cambiar la cerradura. Deberá ser un Juez quien nos autorice a entrar y recuperar nuestra vivienda.

Reclamaciones por incidencias sufridas durante las vacaciones

Llegamos a nuestro lugar de destino y el hotel o el apartamento no coincide con las características contratadas, hemos tenido algún problema durante la estancia o nos han hecho un cargo indebido en la tarjeta bancaria, son problemas legales habituales a los que tenemos que hacer frente bien cuando aún estamos disfrutando de esos días de descanso o bien al llegar a nuestro domicilio al finalizar esos días.

Separaciones y divorcios tras largos periodos de convivencia

Septiembre es para muchas parejas el inicio del proceso de separación o divorcio. Ante esta difícil decisión, la primera pregunta es ¿divorcio contencioso o de mutuo  acuerdo? En el Manual de Supervivencia Jurídica “Vuelta de las vacaciones” elaborado por los abogados de Legálitas se explica que el divorcio de mutuo acuerdo es más rápido, sencillo y económico. Se debe presentar una única demanda a la que se acompañara el Convenio Regulador, que es un documento firmado por ambos en el que constan por escrito los acuerdos a los que han llegado para regular la situación a partir de ese momento en determinados temas. Este tipo de divorcios pueden además celebrarse ante notario en lugar de en vía judicial desde el 23 de julio de 2015 si no tenemos hijos menores de edad o con la capacidad modificada judicialmente.

Si no es posible un divorcio de mutuo acuerdo y nuestro divorcio se va a tramitar mediante un proceso contencioso, debemos saber que no podemos compartir abogado y procurador y cada miembro de la pareja deberá solicitar las medidas que desea que sean de aplicación a su divorcio.

Escriba un comentario