La Audiencia de Asturias desestima los últimos recurso del ‘caso Niemeyer’ de Avilés

La Audiencia de Asturias desestima los últimos recurso del ‘caso Niemeyer’ de Avilés

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Asturias ha desestimado los recursos en los que el exdirector del complejo cultural Niemeyer, Natalio Grueso, y los otros cuatro imputados pedían el sobreseimiento de las actuaciones. El órgano provincial coincide con el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Avilés, que emitió un auto cerrando la investigación tras concluir que hay indicios suficientes para juzgar a los imputados, la mayoría investigados por utilizar supuestamente fondos del Niemeyer para gastos privados.

El magistrado avilesino ya había concluido que existían indicios de que Grueso, el exjefe de producción del Niemeyer, Marc Martí; y el agente de viajes J. M. V. incurrieron supuestamente en un delito societario y en otro de administración desleal (estos dos últimos como cooperadores). También vio indicios de ilegalidades en la exmujer de Grueso, J. P., a la que relaciona con un supuesto delito de administración desleal, y en el anterior secretario del Niemeyer, José Luis Rebollo, al que atribuye un delito societario.

El auto de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial no aprecia la indefensión o la falta de pruebas que alegaban los recurrentes y recoge que las “irregularidades contables” denunciadas “se reflejan en todo detalle” en los informes que emitió el perito de Hacienda que colaboró con la investigación a petición del juez instructor, haciendo hincapié en la “especial imparcialidad del perito”, cuestionada por varios de los imputados.

Los magistrados de la Sección Segunda consideran que “la instrucción ha sido minuciosa y exhaustiva, habiéndose practicado las diligencias (pruebas) necesarias”. Hablan de “la práctica de un sin número de diligencias”, a las que se suman la toma de declaraciones. “Partiendo de esas premisas no cabe afirmar que la instrucción quede incompleta” y “no puede pretenderse su prolongación dilatoria e indefinida.

En el mismo auto la Audiencia ordena que se incluya como prueba unos documentos que estaban pendientes de incorporar a la causa a petición del abogado que representa a los actuales gestores del Niemeyer, Alejandro Riera. Se trata de la traducción de un contrato en inglés firmado por Natalio Grueso y vinculado al supuesto cargo al centro avilesino de representaciones que se desarrollaron en el Teatro Español de Madrid. El auto emitido por el órgano provincial también cambia la situación del exjefe de producción del Niemeyer, Joan Picanyol. El juez avilesino decretó el sobreseimiento, pero la Audiencia ordena que éste sea provisional.

El ‘caso Niemeyer’ surgió de la denuncia que interpuso en diciembre de 2012 la entonces consejera de Cultura del Gobierno Regional, tras detectar supuestas irregularidades en las cuentas de la entidad que gestiona el complejo cultural avilesino. Los actuales gestores presentaron varias ampliaciones de denuncia y han sido varios los informes emitidos por el perito de Hacienda que colabora con la investigación.

Escriba un comentario