Desestimados los recursos presentados contra el cierre de la instrucción en el caso del Alvia

Desestimados los recursos presentados contra el cierre de la instrucción en el caso del Alvia

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago ha desestimado los doce recursos de reforma presentados contra el auto que puso fin a la instrucción por el accidente del tren Alvia ocurrido en julio de 2013 en el barrio compostelano de Angrois, por el que murieron 80 personas. En octubre, en el auto que acordó la continuación de las diligencias por los cauces del procedimiento abreviado, el magistrado consideró al maquinista como único imputado del siniestro ferroviario.

En esta nueva resolución, recuerda el juez en los fundamentos jurídicos que responden a las peticiones de las partes de realizar nuevas pruebas de investigación, “que el objeto de la instrucción no es el de practicar diligencias, sino exclusivamente aquellas que permitan preparar el futuro juicio oral. Por eso, es incorrecto hablar de “diligencias de prueba”, pues solo merecen tal consideración aquellas que se practican en el marco del juicio oral”.

Sobre las posibles responsabilidades de ADIF o Renfe, sostiene el auto que “no existe elemento probatorio alguno que acredite, al menos indiciariamente, la concurrencia de infracción legal alguna en el diseño de la infraestructura viaria o del material rodante. Así lo han dicho los dos peritos judiciales que se han ocupado específicamente de esta cuestión y sus conclusiones han sido mantenidas con ocasión de su ratificación”.

Para el juez instructor, “las diligencias practicadas permiten concluir que la causa directa, inmediata, y que decididamente ha desencadenado el desgraciado accidente que tuvo lugar el pasado 24 de julio de 2013 fue el exceso de velocidad”. “Y la responsabilidad de tal exceso –continúa- reside en exclusiva en la imprudencia del maquinista fruto de una conducción desatenta a las circunstancias de la vía y a su señalización, motivada a su vez por una llamada del interventor que se prolonga más de lo necesario”.

Abundando en esta idea, sostiene que “el día de autos no fueron los defectos o ausencia de señalización ni la ausencia de ERTMS los factores que desencadenaron causalmente el accidente, pues tales condicionantes ya estaban vigentes en esos viajes anteriores y se habían mostrado eficaces y eficientes para preservar la seguridad del tren y de sus ocupantes. En esta ocasión hubo un factor nuevo y distinto que decididamente desencadenó el resultado, y ese factor fue la imprudencia grave del maquinista que descuidó la atención a la conducción y a las circunstancias de la vía”.

Con respecto a un “argumento nuevo” de la Plataforma de Víctimas Alvia 04155, que es el de la publicidad engañosa y estafa, el juez sostiene que “en este caso no concurren los elementos de tipicidad de dicho delito”, pues la línea 082, que fue publicitada como dotada con los últimos sistemas de seguridad, concretamente del ERTMS, “sí está dotada” de él.

Las partes tienen ahora cinco días para presentar recurso de apelación ante la sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña.

Escriba un comentario