Bartomeu y Rosell se niegan a declarar por el caso Neymar

Bartomeu y Rosell se niegan a declarar por el caso Neymar

El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, y su predecesor en el cargo, Sandro Rosell, han abandonado la Audiencia Nacional tras negarse a declarar sobre el fichaje de Neymar, alegando que se ratificaban en lo que ya explicaron en la causa en la que se les investigó por delito fiscal, también en relación a la compra de este jugador.

Ninguno de los dos ha querido contestar a las preguntas del fiscal José Perals ni del juez José de la Mata, que les había citado para hoy como investigados (imputados) por delitos de corrupción entre particulares y estafa en el fichaje del jugador del Barça desde el Santos, en el marco de la querella presentada por la empresa DIS, que tenía parte de los derechos federativos de Neymar Da Silva Jr, y que se siente estafada por esta operación.

Ambos han dicho que se ratificaban en lo que ya declararon en febrero de 2015 en relación con la querella que interpuso un socio del Barça al conocer que Neymar le costó supuestamente al Barcelona 83 millones cuando el club dijo que el traspaso del jugador había costado 17.

Esta causa, tras ser instruida en la Audiencia Nacional, fue remitida a los juzgados de Barcelona, donde se encuentra pendiente de juicio, y en ella Bartomeu, Rosell y el Barça están imputados por delitos fiscales en relación al fichaje de Neymar.

En febrero de 2015, y en el marco de esa causa, Bartomeu declaró como imputado por un delito fiscal y afirmó que él no negoció ninguno de los contratos para fichar a Neymar, ya que de esa tarea se encargó su antecesor Sandro Rosell.

Rosell por su parte, que compareció como imputado por un delito de apropiación indebida, explicó que él se limitó a firmar los contratos que le dieron los servicios jurídicos del club porque se fiaba de ellos.

Tras comparecer ante el juez, Bartomeu y Rosell han abandonado juntos la sede de la Audiencia Nacional sin hacer declaraciones a los numerosos periodistas que les aguardaban a la salida y, tras caminar unos metros a pie, han subido los dos a un Audi negro que les esperaba en una calle de las inmediaciones del tribunal.

Escriba un comentario