Solo el 41% de los empleados españoles confía en el trabajo desarrollado por la alta dirección de su empresa

Solo el 41% de los empleados españoles confía en el trabajo desarrollado por la alta dirección de su empresa

Según un estudio realizado por Towers Watson.

EP

trabajadores3Solamente el 41% de los empleados españoles confía en el trabajo desarrollado por la alta dirección de su empresa y el 28% considera que esta tiene un interés sincero por su bienestar, según concluye un estudio realizado por la consultora Towers Watson.

El estudio pone de manifiesto la crítica valoración que recibe la dirección de las empresas españolas por parte de sus plantillas, ya que solamente una cuarta parte de los encuestados considera que la dirección de su empresa se preocupa por desarrollar a los directivos futuros.

Además, dos tercios de los empleados consideran que sus jefes no valoran correctamente su rendimiento en las evaluaciones de desempeño profesional y apenas un 43% dice creerse la información que recibe de la dirección.

Según indica Towers Watson, estos resultados afectan negativamente al bienestar de la plantilla, que considera que la carga y las horas de trabajo excesivas son las principales causas de estrés laboral.

A pesar de ello, en el estudio los empleados muestran una actitud tolerante ante los retos a los que se enfrenta el jefe directo para desarrollar su trabajo de forma satisfactoria. El 37% reconoce ser consciente de que su jefe directo no tiene tiempo para gestionar los aspectos humanos de su trabajo y un 77% dice que le trata con respeto.

De hecho, solamente el 39% de los jefes encuestados considera que tiene suficiente tiempo para centrarse en la evolución de sus trabajadores, a pesar de que a un 62% le resulta fácil utilizar las herramientas online y los recursos disponibles para la gestión de su equipo directo.

En opinión del director de Talento y Compromiso de Towers Watson, Borja Arrieta, “la retención de los empleados con mejor desempeño y con habilidades críticas para el negocio empieza a ser un reto para los empleadores”. Por ello, “ahora es el momento de tener unos sistemas de retribución variable que premien el desempeño y retengan el mejor talento”, apunta Arrieta. Además, señala que el apoyo del jefe al desarrollo de sus colaboradores es “una asignatura pendiente”.

Escriba un comentario