Sanción de la comisión Europea por manipulación del Euribor a JP Morgan, Credit Agricole y HSBC

Sanción de la comisión Europea por manipulación del Euribor a JP Morgan, Credit Agricole y HSBC

La Comisión Europea ha impuesto una serie de sanciones por importe de 485 millones de euros a las entidades financieras HSBC, JPMorgan Chase y Crédit Agricole por participar en un cártel con el objetivo de manipular el índice del tipo de interés interbancario Euribor para productos derivados. Así, Bruselas ha establecido que las citadas entidades pactaron los precios de productos derivados de tipos de interés en euros e intercambiaron información sensible entre ellas, entre septiembre de 2005 y mayo de 2008, violando la normativa antimonopolio de la Unión Europea.

Debemos recordar que el Euribor (Euro Interbank Offered Rate o tipo europeo de oferta interbancaria) es el tipo de interés medio al que se prestan euros entre sí un gran número de entidades europeas. Para determinar el Euribor se elimina el 15% más alto y el 15% más bajo de los tipos de interés recolectados, haciendo una media con el resto. Pues bien, el problema es que los bancos no suministran información exacta sobre operaciones con interés real, lo que hacen es mostrar una estimación del interés por el que se prestarían entre ellos, destacando que actualmente sólo 24 entidades aportan datos. Se fijan todos los días laborales para todos los plazos hasta 12 meses y se transmiten a todos los interesados y a la prensa .

A partir de la caída de Lehman Brothers, hemos conocido múltiples noticias sobre duras sanciones a los grandes bancos de inversión por los reguladores de diferentes países. El motivo de estas sanciones, ha sido principalmente la manipulación de los mercados, por parte de los grandes conglomerados financieros mediante acciones concertadas, en las que están implicadas entidades financieras globales, y brókers internacionales, afectando a distintos activos de inversión y a sus índices de referencia. Esto ha supuesto un enorme escándalo a nivel mundial, que ha sido revelador de estructuras de conflictos de intereses y actuaciones sistemáticas de ocultación de información esencial a los inversores, tanto minoristas como profesionales, a quienes con frecuencia se les ha generado grandes pérdidas.

Algunos de los grandes conglomerados financieros manipularon, concertadamente, los índices de referencia más importantes (Euribor; Libor, Tibor, etc.) Esto ha supuesto un escándalo a nivel mundial, revelador de estructuras de conflictos de interés, agudizado por la fuerte asimetría que genera la innovación financiera representada en su máxima expresión en los derivados, y actuaciones sistemáticas de ocultación de información esencial a los inversores, ya sean minoristas como profesionales, generándoles, con frecuencia grandes pérdidas. La manipulación se efectúo de manera concertada entre varias entidades junto con otros intermediarios del mercado (bróker), compartiendo información de las órdenes de los clientes para influir en el precio a su favor y adulterando las plataformas de negociación para obtener una ventaja en las órdenes de los clientes, entre otras malas praxis.

Lo cierto es que no es fácil depurar responsabilidades en este tipo de tramas de alcance mundial, las entidades financieras fueron responsables, como mínimo, de no ejercer controles adecuados sobre sus empleados, con el fin de evitar que se cometieran irregularidades tan graves. Pero no fueron los únicos responsables, también lo fueron los empleados que llevaron a cabo prácticas irregulares, incumpliendo la normativa interna de la entidad y en general la del mercado, con el fin de cobrar fuertes incentivos económicos .

Asimismo, tanto las entidades financieras, como los expertos en derivados y en los mercados, han aprovechado su posición dominante en detrimento de los intereses de sus clientes, generando fuertes y graves desequilibrios fruto de la asimetría en la información, siendo esto contrario a la Ley de Mercado de Valores y a las reglas de la buena fe. La CNMV y el Banco de España han elaborado un código de buenas prácticas para iniciativas de educación financiera que trata de conformar un mecanismo que facilite la promoción y el desarrollo de una educación financiera imparcial y de calidad, pretendiendo que las entidades recuperen la confianza de sus clientes, que se encuentra actualmente muy debilitada. .

En este caso, Crédit Agricole, HSBC y JPMorgan tomaron la decisión de no llegar a pactos con la Comisión Europea para cerrar la investigación sobre este cártel, como hicieron otras entidades como Barclays, Deustche Bank, RBS y Société Générale, que participaron en éste. Las sanciones son las siguientes: el banco francés Crédit Agricole; de 33,606 millones, el británico HSBC, y el estadounidense JPMorgan por importe de 337,196 millones. La Comisión Europea para imponer estas sanciones ha tenido en cuenta la comercialización de estos derivados en Europa, el tiempo de participación en el cartel y la gravedad y alcance la infracción . Estas prácticas de manipulación consistían en compartir información sobre sus estrategias comerciales y de precios con el fin de distorsionar el curso normal de la fijación de los precios de productos derivados de tipos de interés en euros.

Sacristán&Rivas Abogados recomienda que, ante la sanción de la Comisión Europea HSBC, JPMorgan Chase y Crédit Agricole, y las entidades financieras Barclays, Deustche Bank, RBS y Société Générale que pactaron con la Institución, por participar en un cártel con el objetivo de manipular el índice del tipo de interés interbancario Euribor para productos derivados, todos aquellos que hayan contratado derivados con las entidades anteriormente mencionadas, acudan, cuanto antes, a experto cualificados en la materia, para poder efectuar un estudio de las circunstancias del caso concreto, y así fuese necesario, plantearse la reclamación correspondiente, estado este Despacho a su disposición a tales efectos.

Escriba un comentario