Reducción de jornada por guarda legal de hijo menor a cargo y concreción horaria

Reducción de jornada por guarda legal de hijo menor a cargo y concreción horaria

Por Celia Fernández Fidalgo. Abogada en Fernández-Paredes Abogados (Oviedo). Especialista en Derecho Laboral, con dilatada experiencia en procesos judiciales y asesoramiento a empresas y particulares.

celia fernandez fidalgo 3

El derecho a la reducción de jornada por guarda legal de hijo menor a cargo asiste a ambos progenitores, y viene recogido en los arts. 34.8 y 37 del RDLeg. 1/1995 De 24 de Marzo (TR Estatuto de los Trabajadores). El art. 34.8 introducido por la Ley orgánica 3/2007 de igualdad efectiva entre hombres y mujeres no recoge expresamente este derecho, sino que remite a la negociación colectiva, por lo que habrá de estarse al Convenio Colectivo de aplicación, rigiendo en su defecto el Estatuto de los Trabajadores.

Aunque está configurado como un derecho individual de cada trabajador, este no es un Derecho absoluto, dado que el art. 37.5 ET, limita su ejercicio si dos o más trabajadores de la misma empresa generan este derecho por el mismo sujeto causante,  pudiendo en este caso limitar su ejercicio simultáneo por razones justificadas de funcionamiento de la empresa.

El Derecho a la reducción de jornada puede alcanzar desde al menos, un octavo de la jornada  y un máximo de la mitad de la duración de la misma, con la consiguiente reducción de salario, y siempre dentro de la jornada habitual.

El objeto que constituye en la actualidad el principal foco de litigiosidad, es la concreción horaria de la reducción de jornada, prevista en los apartados 4 y 5 del art. 37 del ET, que establece que si bien corresponderán al trabajador, dentro de su jornada ordinaria, debiendo estarse a los convenios colectivos los cuales podrán establecer criterios distintos, este derecho esta limitado a que sea ejercitado por mas trabajadores dentro de la empresa, o a las peculiaridades productivas y organizativas de la empresa, recayendo sobre esta ultima la carga de probar la imposibilidad y perjuicio de la concreción solicitada por el trabajador, y en su caso proponiendo alternativas. Ni que decir cabe que la vía conciliadora, y la buena fe de ambas partes es mejor  manera de solucionar estos conflictos.

La reducción de jornada y concreción horaria ha de solicitarse a la empresa por la trabajadora con una antelación de quince días.

Las discrepancias surgidas entre empresario y trabajador sobre la concreción horaria y la determinación de los períodos de disfrute previstos, serán resueltas por la jurisdicción social a través del procedimiento establecido en el artículo 139 de la Ley 36/2011, de 10 de octubre , reguladora de la jurisdicción social, no requiere intento de conciliación previa, pudiendo acudirse directamente a la vía Judicial, frente a esta sentencia no cabe recurso alguno, siendo de única instancia, lo que en la práctica se traduce en la escasa Jurisprudencia existente, al no ser posible vía revisoría de los Tribunales Superiores de Justicia, cada caso habrá de ser analizado y estudiado en concreto, valorando las posibilidades y viabilidad tanto de la pretensión del trabajador como  de la oposición por parte de  la empresa.

Escriba un comentario