Olleros pone en valor el avance comercial que se está produciendo en Cuba

Olleros pone en valor el avance comercial que se está produciendo en Cuba

El socio director de Olleros Abogados, Jaime Olleros, ha valorado el avance comercial y de inversiones que se está generando en Cuba, principalmente tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con EEUU, y ha sostenido que “la clave del éxito es desarrollar un buen plan de viabilidad y la negociación con las autoridades cubanas”.

Jaime Olleros se ha pronunciado de esta manera durante la jornada ‘Oportunidades de inversión en Cuba y nuevas relaciones con EEUU y la UE’, que ha organizado Olleros Abogados y McDermott Will & Emery, en colaboración con la Dirección General de Comercio Internacional e Inversiones del Ministerio de Economía y Competitividad, en la que también han participado el socio de McDermott Will & Emery de la oficina de Washington David J. Levine, la Subdirectora de Inversión Extranjera del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex) de Cuba, Ivonne Vertiz, y el Director General de Comercio Internacional e Inversiones, Antonio Fernández-Martos, junto a más de 120 asistentes entre los que se encontraban el embajador de Cuba en España, Eugenio Martínez, el agregado comercial de la embajada de EEUU en España Silver Keith, y responsables de distintas empresas.

Durante su intervención, Jaime Olleros ha recordado que Cuba “continúa siendo una economía socialista de planificación central”, por lo que hay que tener en cuenta las dificultades que se pueden generar a la hora de establecerse en el país. En este punto, ha insistido en que el plan de viabilidad es “imprescindible”, al tiempo que ha apuntado que “los Ministerios cubanos centralizan todos los sectores y controlan los planes de inversión, de forma que toda empresa que desee implantarse en el país debe negociar con el Gobierno”. “Cuba está en un proceso de cambio, por lo que todos los proyectos que hoy parece que no son posibles pueden acabar siéndolo en poco tiempo”, ha concluido.

Por su parte, Antonio Fernández-Martos ha destacado que España tiene una presencia muy activa en el mercado cubano y se sitúa como tercer suministrador del país, por detrás de Venezuela y China. En concreto, en 2014 el volumen de exportaciones españolas a Cuba ascendió a 700 millones de euros, lo que supone más del 43% de las exportaciones de toda la UE -1.623 millones de euros-. En este punto, ha resaltado que la mayor parte de los exportadores españoles a Cuba son pymes, por lo que la oferta está muy diversificada, y ha indicado que España es el país con mayor número de solicitudes de proyectos en la Zona Especial de Desarrollo de El Mariel.

“España tiene grandes capacidades para aportar al proceso de inversión que requiere Cuba”, ha apostillado el Director General de Comercio Internacional e Inversiones, quien ha asegurado que el nuevo marco regulatorio que se está negociando entre la UE y Cuba “beneficia a España para seguir intensificando nuestras relaciones”.

La representante del gobierno cubano, Ivonne Vertiz, ha hecho hincapié en que Cuba “necesita inversión extranjera” y por ello el Gobierno cubano le da mucha importancia a afianzar las garantías para el inversor a través de la Ley de inversión extranjera. Así, ha pedido “confianza”, sobre todo “al empresariado español que nos ha acompañado desde el principio”, porque “Cuba asume compromisos y los cumple”. En este momento, ha continuado, están inmersos en la renegociación de la deuda externa, pero “no sólo se necesita financiación, sino inversión para incrementar la productividad, rentabilidad y posicionamiento del producto cubano para establecer un desarrollo sostenible”.

La subdirectora de Inversiones extranjeras de Cuba ha resaltado que los proyectos en los que se puede invertir están recogidos en la Cartera de Oportunidades de Inversión Extranjera, que este año contiene 246 proyectos a desarrollar con capital extranjero con una inversión prevista de 8.700 millones de dólares y cuya actualización se presentará la próxima semana. Asimismo, se ha referido a la Zona Especial de Desarrollo de El Mariel, que cuenta con un régimen tributario especial y cuyo objetivo es “propiciar inversiones y transferencia de tecnología avanzada”, sobre todo en sectores que están recibiendo un nuevo impulso en el país como biotecnología, embalaje y energía solar. También ha apuntado a sectores que suponen una oportunidad de inversión extranjera en el resto del país como el agroalimentario, turismo, construcción, industria y transporte.

Por su parte, el socio de McDermott Will & Emery ha manifestado que la nueva regulación estadounidense para sus relaciones con Cuba “ha permitido autorizar cambios, pero todavía requiere acciones desde Cuba para que se pueda implementar al 100%”. Pese a que es difícil predecir cuándo se va a normalizar totalmente las relaciones comerciales, David J. Levine ha avanzado que “incluso los que se oponen a la normalización van a tener muy difícil mantener su postura porque la normalización ya se ha iniciado y, en 2017, tras las elecciones presidenciales, los esfuerzos van a continuar”.

Escriba un comentario