Las pensiones de jubilación son una de las principales preocupaciones de nuestros mayores

Las pensiones de jubilación son una de las principales preocupaciones de nuestros mayores

De acuerdo a datos publicados por la ONU, en la actualidad, casi 700 millones de personas son mayores de 60 años y en 2050, llegarán a los 2.000 millones, lo que representa más del 20% de la población mundial.

En ese periodo de la vida en el que nos podemos sentir un poco más vulnerables es importante encontrar respuesta a las muchas las dudas jurídicas que nos asaltan: cuestiones relativas a la pensión de jubilación, a la pensión de viudedad, las herencias, qué podemos hacer si nos deniegan o reducen la ayuda por dependencia, etc.

El Observatorio Jurídico de Legálitas conoce de primera mano esa realidad, ya que recibe un millón de consultas anuales. La principal preocupación de este colectivo es la pensión de jubilación y todo cuanto la rodea. Del estudio de las consultas sobre Jubilación, estas son las que representan las dudas más frecuentes:

¿Puede trabajar un pensionista?

La regla general establece que la percepción de la pensión de jubilación es incompatible con el desempeño de trabajo tanto por cuenta ajena como propia y con el desempeño de un trabajo en el sector público y altos cargos, si bien hay algunos casos en las que puede compatibilizarse, como ocurre con la jubilación flexible y la jubilación activa.

– La jubilación flexible consiste en la posibilidad de compatibilizar el cobro de la pensión de jubilación con un contrato de trabajo a tiempo parcial (cuya jornada se encuentre entre un 25 y un 50% de la jornada a tiempo completo), con la consiguiente reducción proporcional del importe de la pensión durante ese tiempo, si bien lo que cotice durante ese periodo servirá para aumentarla después.El pensionista deberá comunicarlo a la seguridad social (INSS) antes de iniciar la actividad y a su finalización.

– La jubilación activa consiste en la posibilidad de compatibilizar el cobro del 50% de la pensión de jubilación con cualquier trabajo o actividad por cuenta ajena (a tiempo parcial o a tiempo completo) o por cuenta propia (autónomo). Para tener derecho a ella se exigen tres requisitos: que haya cumplido su edad legal ordinaria de jubilación, que haya cotizado al menos 35 años y 6 meses cotizados en 2015 y que la actividad se desarrolle en el sector privado.

Durante el tiempo que esté en jubilación activa seguirá teniendo la consideración de pensionista, a pesar de que esté trabajando.Igual que ocurría en el caso anterior, las nuevas cotizaciones que realice le servirán para aumentar su pensión cuando acabe este período.

¿Puede un pensionista cobrar más de una pensión?

La regla general es que el derecho a la percepción de una pensión de jubilación es incompatible con cualquier otra pensión del régimen general de la seguridad social. Sin embargo hay excepciones, ya que puede ser compatible con otras pensiones de jubilación reconocidas en otro régimen (p.ej. en régimen especial de los trabajadores autónomos) siempre que para su reconocimiento no se haya procedido al cómputo recíproco de cotizaciones o también con la pensión de viudedad.

¿A qué edad se puede jubilar un autónomo?

Durante el año 2015 la edad ordinaria de jubilación es de 65 años si se tienen cotizados un mínimo de 35 años y 9 meses y de 65 años y 3 meses si se tiene cotizado menos.

Sin embargo, cabe la jubilación anticipada voluntaria si se acredita un periodo cotizado de 35 años y se han cumplido al menos 63 años.

Para tener derecho a la pensión, será también necesario tener 15 años cotizados en total de los que 2 años, necesariamente, han de estar comprendidos dentro de los 15 años inmediatamente anteriores a la jubilación.

Por otro lado, si el autónomo sigue trabajando después de los 65 años, existen diversos supuestos en los que no deberá pagar la cuota de autónomos.

¿Cómo se calcula la pensión de los autónomos?

Si bien la “base reguladora” se calcula igual que en el régimen general, existe una peculiaridad que hace en muchos casos bajar en picado la pensión de los autónomos. Son las llamadas “lagunas”. Los periodos en que no se cotiza (porque no ha estado trabajando, principalmente) se tienen también en cuenta para el cálculo… con valor de 0 €, lo que puede afectar drásticamente al resultado.

Pero no todo son desventajas. Al igual que en régimen general, se consideran periodos asimilados de cotización 112 días por cada parto de un solo hijo

Escriba un comentario