Claves para ejercer la abogacía en un contexto internacional

Claves para ejercer la abogacía en un contexto internacional

conferencia1El pasado jueves día 21 de Mayo tuvo lugar en el ISDE la conferencia Claves para ejercer la abogacía en un contexto internacional’, donde los asistentes pudieron descubrir los pasos clave para encauzar con éxito su futuro profesional.

De la mano del abogado Raúl Ochoa, socio director de la oficina en Madrid Martínez-Echevarría, Pérez & Ferrero Abogados; Itziar Fernández González, senior Recruiter de KPMG y Germán Ruiz, adjunto a Dirección del ISDE se intentó plasmar las oportunidades que puede brindar la abogacía en un contexto internacional.

Sara Navalón, directora de admisiones del ISDE, dio paso a la primera de las ponencias, Claves y retos de la abogacía en el siglo XXI’ a cargo de Raúl Ochoa, quien instó a los congregados a reflexionar con sinceridad sobre si les gusta ser abogados, ya que la dureza de la profesión obliga a que esté basada en una vocación clara unida a un espíritu de absoluta libertad de conciencia, pues la defensa técnica del cliente no implica que compartan su forma de pensar.

Ochoa calificó de fundamentales aspectos como nuestras cualidades innatas, la formación adecuada, especialmente desde el punto de vista de la especialidad jurídica, y habilidades como la oratoria, la actitud, la presencia en sala, la empatía y la capacidad de negociación que, por otro lado, pueden pulirse. Además, las grandes firmas consideran el correcto manejo del inglés como un elemento sustancial para poder acceder a ellas, con lo que el inglés jurídico nos aporta un plus diferencial.

Ochoa recalcó que el abogado es un “relaciones públicas” de primera magnitud que debe venderse y para ello cuenta con herramientas como redes sociales, la web corporativa y el networking. Concluyó su intervención haciendo referencia a la deontología profesional y a la importancia de realizar la preceptiva hoja de encargo para garantía tanto del abogado como del cliente.

Itziar Fernández Gonzaléz de KPMG, desveló en su ponencia ‘Qué busca el despacho de abogados del siglo XXI’ las cualidades que buscan en un candidato las distintas áreas de las grandes firmas  como son unas habilidades personales extraordinarias, un buen expediente, inglés indispensable, competencias transversales, la capacidad de desenvolverse en un entorno profesional y multidisciplinar, el saber generar negocio, el trabajo en equipo, la motivación, las ganas de aprender, la capacidad de generar impacto o la buena presencia y credibilidad, fundamentales a la hora de enfrentarse a un cliente.

Todo ello se mide en el proceso de selección, ya sea a través de la entrevista telefónica previa a la de recursos humanos, a través de pruebas presenciales en cuanto al idioma o a través de una entrevista técnica con el área determinada a fin de asegurar el perfil específico.

De cara a los procesos de selección, Fernández recomendó informarse previa  y minuciosamente la empresa en la que queremos entrar y llevar la entrevista bien preparada, reflexionando ciertos aspectos para no quedarnos en blanco si nos preguntaran sobre ello (cómo nos vemos en el futuro, aspiraciones). Aconsejó a los asistentes que intentaran empaparse del ambiente de la empresa con anterioridad y, una vez en la entrevista, ser natural sin perder la formalidad.

Por su parte, Germán Ruiz Gómez señaló que el profesional que quiera incorporarse al mundo laboral hoy debe hacerlo en un contexto internacional. Ese componente internacional es fundamental en los nuevos profesionales, y aquellos que ya hayan estudiado o trabajado en el extranjero o sumen un Máster de posgrado con práctica internacional juegan con ventaja, ya que es un plus que se va convirtiendo en un básico indispensable.

Escriba un comentario