La juez Alaya, apartada de la investigación de los ERE

La juez Alaya, apartada de la investigación de los ERE

La Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha acordado este martes, por unanimidad, que la juez Mercedes Alaya no instruya el caso de los ERE ni ninguna de las otras macrocausas que comenzó, como los cursos de formación, una vez que logró la plaza de la Audiencia de Sevilla que había solicitado.

En su acuerdo, el TSJA considera que la medida de apoyo al juzgado de instrucción 6 de Sevilla, que instruye los ERE y cuya titular desde junio es María Núñez, quede limitada a la comisión de servicio que ya viene desarrollando el magistrado de refuerzo Álvaro Martín, según ha informado el Alto Tribunal en un comunicado.

La decisión del TSJA se somete “a la consideración del Consejo General del Poder Judicial”, el órgano que tiene la última palabra sobre las comisiones de servicio judiciales y que en junio propuso dos comisiones de servicio para el juzgado, una para Alaya y otra para que Álvaro Martín se hiciera cargo de los asuntos ordinarios.

Alaya pidió también el caso de los cursos de formación

La comisión aprobada por el Consejo concedía a Alaya la instrucción de los ERE y el delito societario de Mercasevilla, pero a la magistrada le pareció insuficiente y pidió que le dieran también los cursos de formación y los avales de la Junta a empresas, aunque finalmente no instruirá ningún caso.

Para hacer valer su idoneidad como instructora en todas las macrocausas, Alaya remitió un escrito al Consejo en el que descalificaba a su sucesora por su “estrecha amistad” con el consejero andaluz de Justicia, Emilio de Llera, y dudaba de sus conocimientos para la instrucción penal.

Tras analizar y valorar las circunstancias que se han producido en este caso, el TSJA propone que la medida de apoyo judicial quede limitada a la comisión de servicio que ya ejerce Álvaro Martín, que quedará integrado plenamente en el refuerzo para la tramitación de las diligencias previas de los ERE, los cursos y los avales. “Todo ello, sin perjuicio de otras medidas de refuerzo y de colaboración futura”, precisa el TSJA.

La Sala de Gobierno del Alto Tribunal “entiende conveniente el plan de refuerzo inicialmente diseñado” para el juzgado de instrucción 6, “pero debe variar por las especiales circunstancias que concurren, determinadas por vicisitudes posteriores al primitivo acuerdo de 23 de junio”. El TSJA no explica las “especiales circunstancias” que concurren en este caso.

Tras ese acuerdo, Alaya remitió el escrito crítico con Núñez, que en julio dividió el caso de los ERE en contra del criterio que siempre sosvo su antecesora.

1 Comentario - Escriba un comentario

  1. No creía que la política podía tener esta capacidad de actuación.
    Espero y deseo que el CGPJ ponga orden a este desaguisado y que la Sra. Alaya siga con el caso.
    Es muy significativo que el consejero de justicia sea fiscal.
    O político ó fiscal. Pero sólo de ida y no de ida y vuelta.

    Responder

Escriba un comentario