La insolvencias judiciales empeoran en el cuarto trimestre

La insolvencias judiciales empeoran en el cuarto trimestre

Las insolvencias judiciales en España han tenido un comportamiento atípico en el cuarto trimestre de 2016: por primera vez desde 2012 el número de nuevos procesos concursales ha registrado un empeoramiento respecto al mismo periodo del año anterior.

España cierra 2016 ligeramente por encima de los 5.000 nuevos procesos concursales, según se desprende del seguimiento de las insolvencias judiciales que realiza el Área de Administración de Riesgos de Crédito y Caución, a partir de los datos publicados en el Boletín Oficial del Estado. Frente a 2015, las insolvencias judiciales en España registran un descenso del 9,2%.

Sin embargo, esta evolución no ha sido homogénea a lo largo del ejercicio. Desde 2014 hasta junio de 2016, la concursalidad registró en España una mejoría sólida. La caída de la concursalidad al cierre del primer semestre de 2016 prácticamente duplicaba esa tasa. Sin embargo, el tercer trimestre de 2016 ya anticipó un posible cambio de tendencia. El comportamiento del cuarto trimestre marca ahora un nuevo crecimiento de la concursalidad que pone fin a la buena evolución encadenada de los últimos años.

El comportamiento de la concursalidad en los primeros trimestres de 2017 será clave para determinar si se consolida este empeoramiento. Los últimos informes difundidos por Crédito y Caución prevén, tanto para el cierre de 2016 como para 2017 un estancamiento general de los niveles de insolvencia en los mercados avanzados, el peor desempeño desde 2009. En España, con 5.000 nuevos concursos anuales, los niveles de concursalidad están muy por encima de los previos a la crisis, en torno a 1.000 casos anuales. La concursalidad en España alcanzó su máximo histórico en 2013, cuando el número de procesos concursales se situó muy cerca de los 10.000.

Escriba un comentario