La CNMV señala las novedades de la regulación europea sobre abuso de mercado

La CNMV señala las novedades de la regulación europea sobre abuso de mercado

El mercado no funciona exactamente de acuerdo con un modelo de competencia perfecta, sino que tiene imperfecciones, tales como: la existencia de poder de mercado y la asimetría de la información. Como consecuencia, algunos participantes del mercado adoptan comportamientos dirigidos a sacar beneficio a su favor de la ventaja informativa o influir sobre el precio de mercado (Capítulo II arts. 225 y ss. TRLMV), entre otros.  Por lo que, y, en términos generales, la manipulación de los mercados de valores consiste en la conducta de aquellos que utilizan su posición dominante en el mercado para engañar a un tercero, provocando que los participantes en el mercado tomen posiciones contrarias. Así, el abuso de mercado comprende dos tipos de prácticas contrarias a las normas de conducta en los mercados de valores: operaciones con información privilegiada y la manipulación del mercado. Debemos destacar una serie de operaciones específicas especialmente sensibles a este tipo de comportamiento.

  1. Salidas a Bolsa iniciales, en relación al valor real de la compañía. Como ejemplo reciente, la salida a Bolsa de Bankia.
  2. Procesos de ajuste en la preapertura y cierre de los mercados electrónicos, porque ofrecen la posibilidad de introducir órdenes y retirarlas antes de que se ejecuten, si las mismas no han alcanzado el efecto esperado.
  3. Determinación de precios de un activo de forma simultánea en una serie de mercados, tanto organizados como Over The Counter (OTC) o bien en mercado vinculados (contado y derivados).

Sin embargo, debemos señalar cuáles son las especificidades que incorpora la nueva normativa, el Reglamento 596/2014 y la Directiva 2014/57UE, sobre abuso de mercado, el primero sobre las sanciones administrativas y el segundo, sobre las penales. Pues bien, ambos textos normativos incorporan novedades respecto al régimen actual, ampliando el ámbito de aplicación, implementando sistemas de prevención e incrementando las sanciones administrativas y penales, tanto para las personas físicas como para las jurídicas. Esta normativa es de aplicación tanto para los instrumentos financieros de los mercados regulados, como para los instrumentos negociados en un sistema multilateral de negociación u organizado de contratación. Siendo los delitos aplicables, tanto en  los mercados de productos simples como en los de derivados. Lo cierto es que, no sólo se prohíbe la manipulación de los precios, sino su mera tentativa, esto es, la introducción de órdenes de compraventa que no se ejecuten. Además, se reduce el plazo de comunicación de operaciones de compraventa de acciones o deuda por parte de consejeros y directivos, de los cinco días hábiles a los tres, no pudiendo la cúpula de una compañía realizar operaciones durante los 30 días naturales anteriores a la publicación del informe financiero intermedio o anual. Resulta relevante el endurecimiento de las sanciones pecuniarias, elevándose hasta el triple del importe de los beneficios obtenidos o de las pérdidas evitadas con la infracción, o de un mínimo del 15 por ciento del volumen de negocios anual de las empresas, pudiendo los Estados miembros prever normas aún más estrictas. Con estas medidas se trata de evitar que se saque partido de los resultados, tanto positivos como negativos, que son conocidos previamente.

La CNMV, para garantizar el cumplimiento de lo anteriormente expuesto, creará mecanismos para que los confidentes puedan alertar a la autoridad competente sobre las posibles infracciones, diseñando un buzón de denuncias en virtud de la Directiva. El Supervisor español deberá diseñar canales específicos que le permita recibir posibles infracciones por vía telefónica, a través de una reunión con personal especializado de la Institución (esto puede hacerse en la actualidad) o por escrito en formato papel o electrónico. En cualquier caso, deberá protegerse la identidad del denunciante. Además, deberán publicar en sitios accesibles de su web y en sección separada, la información relativa a la recepción de las comunicaciones de infracción,aunque da la posibilidad de que las comunicaciones sean anónimas.

En virtud de lo expuesto, la CNMV ha explicado las implicaciones de la nueva regulación contra el abuso de mercado en las jornadas “150 días de nuevas reglas de abuso de mercado”, señalando como aspectos más relevantes sobre las modificaciones normativas lo siguiente:

  • Sanciones penales obligatorias para casos graves.
  • Definiciones comunes de conductas ilícitas a nivel de la Unión Europea.
  • Se establecen nuevos delitos de comunicación ilícita de información privilegiada y de recomendación, inducción, complicidad o tentativa de operaciones con información privilegiada y manipulación.
  • Serán competentes los Tribunales penales españoles cuando la infracción se cometa en España o cuando haya sido cometido por un español si es una infracción en el lugar donde se ha cometido.

Los objetivos de la nueva regulación de Abuso de Mercado se basan en alcanzar una mayor seguridad jurídica, logrando una uniformidad en las condiciones de aplicación de la normativa y simplificando, sin reducir el contenido de las normas, las cargas administrativas. Con esto, los reguladores europeos tratan de garantizar el funcionamiento íntegro de los mercados de derivados de materias primas y luchar contra la manipulación de los índices de referencia, entre otras cuestiones. Como consecuencia, de lo anteriormente expuesto, resulta necesario realizar una modificación del Código Penal en relación con los nuevos delitos y sanciones.

Sacristán&Rivas Abogados considera, en virtud de las nuevas modificaciones normativas, que todos los responsables de las sociedades cotizadas tienen la obligación de tener en cuenta los criterios marcados por la CNMV, y por esta nueva normativa sobre abuso de mercado, cuando vayan a efectuar operaciones sobre acciones propias, siendo diligentes en su seguimiento, para evitar la comisión de infracciones en esta materia, que no sólo conllevan la imposición de sanciones, sino también un daño de imagen muy perjudicial para la entidad.

 

Escriba un comentario