La Audiencia Nacional investigará la agresión de Alsasua por un delito de terrorismo

La Audiencia Nacional investigará la agresión de Alsasua por un delito de terrorismo

La jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha reclamado al Juzgado de Instrucción 3 de Pamplona la causa en la que investiga la agresión a dos guardia civiles y sus parejas la noche del pasado 15 de octubre en Alsasua (Navarra). La jueza entiende que los hechos podrían constituir un delito de terrorismo del artículo 573 del Código Penal del que sería competente la Audiencia Nacional

En un auto, la jueza Lamela incorpora los atestados de la Guardia Civil y la Policía Foral de Navarra en los que se describe los sucedido aquella noche y se identifica a los supuestos agresores, quienes, dice la magistrada, “conocían con anterioridad la condición de guardia civiles del teniente y el sargento, siendo ésta única y exclusivamente la causa por la que fueron insultados y golpeados”.

La resolución recoge lo expuesto por los investigadores en el sentido de que los hechos se desarrollaron dentro del ambiente del movimiento “Alde Hemendik” (Fuera de aquí) cuyo objetivo es la negativa a la presencia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, así como de las Fuerzas Armadas, tanto en Navarra como en el País Vasco, campaña en cuyos inicios fue promovida por Gestoras y que ha contado con el apoyo de Jarrai, Haika y Segi, “persistiendo en la actualidad a través de plataformas populares vinculadas al entorno abertzale radical”.

Entiende la jueza que los hechos pueden constituir un delito de terrorismo por cuanto la actividad de los denunciados, teniendo en cuenta el ámbito en el que tuvieron lugar y las circunstancias que los rodearon, cumplen las previsiones legales, contenidas en el citado tipo legal del 573 del Código Penal, “al encontrarnos ante la comisión de un delito grave contra la integridad física (lesiones) cometido con la finalidad de alterar la paz pública o contribuir a tal fin, atemorizando a los integrantes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y sus familias, especialmente a la Guardia Civil, a fin de que abandonen los territorios del País vasco y de Navarra y, más concretamente en este caso, la localidad de Alsasua, así como provocar que el resto de ciudadanos entablen relación con aquellos provocando de esta forma su aislamiento social”.

Escriba un comentario