Guía legal para los afectados por el caso Volkswagen

Guía legal para los afectados por el caso Volkswagen

El “caso Volkswagen” se presenta como un ejemplo claro de cumplimiento defectuoso de contrato, ya que el vehículo que tenemos no reúne las características que nos llevaron a su compra y figuran en el contrato.

Al margen de las gestiones que un posible afectado pudiera realizar para intentar demostrar el daño y poder optar a alguna indemnización, Legálitas alerta sobre otra serie de consecuencias importantes que cada afectado deberá tener en cuenta, ya que podrían llegar a ocurrirle, si bien habrá que valorar cada caso concreto:

¿Qué consecuencias puede tener que mí coche sea uno de los afectados?

  • El coche podría tener un valor inferior una vez modificado. Esto ocurriría por ejemplo si como consecuencia de la modificación quedara con una potencia menor.
  • Podemos tener un mayor coste en carburante a partir de esta intervención cuando se le instale el nuevo sistema de control de emisiones.
  • Podríamos tener que volver a pasar la ITV si se modificaran las características del vehículo, como ocurriría en el caso de que éste quedara con una menor potencia.
  • Puede suponernos un mayor coste en parquímetros en ciudades como Madrid en las que el coste varía en función de las emisiones contaminantes del coche, siempre que el vehículo después de la rectificación contaminara más que lo que constaba en su ficha, aunque esté dentro de la legalidad.
  • Llevar el coche a que nos cambien el sistema nos puede ocasionar una serie de gastos, como el transporte alternativo durante el tiempo que la reparación del vehículo dure.

Por otro lado, si la solución pasa por perder potencia, nuestro coche tendría menos caballos fiscales y pagaríamos menos en el de impuesto de vehículos de tracción mecánica.

Y todo esto… ¿quién me lo paga?

Si esto se produjera nos encontraríamos ante un cumplimiento defectuoso de contrato contemplado en el art. 1124, 1.101 y concordantes del Código Civil, que nos legitima para realizar una reclamación a Volkswagen del pago de una indemnización que cubra los daños y perjuicios que por esta causa hemos sufrido.

¿Cuánto dinero puedo reclamar como indemnización?

Variará en cada caso dependiendo de los daños y perjuicios que hayamos sufrido y podamos acreditar. A modo de ejemplo:

  • En caso de que a raíz de esta revisión técnica el vehículo perdiera prestaciones respecto a las que contratamos en su día (potencia, consumo eficiente…) tenemos derecho a ser reembolsados por la diferencia en el precio de nuestro vehículo, una vez éste sea corregido, descontando también la cifra correspondiente al tiempo en que el vehículo está siendo amortizado por el uso.
  • Si Volkswagen no se encargara de pasar la ITV al vehículo antes de entregárnoslo, siendo necesaria, podríamos repercutirle el coste de pasar la ITV.
  • Si a raíz de esta intervención se produjera un incremento en el precio del carburante y gasto de parquímetros, debería realizarse una estimación, y una vez cuantificada esta, incluirla en la cantidad a reclamar.
  • Si no nos han entregado un vehículo de sustitución durante el tiempo que han tenido el nuestro para modificarlo, deberán hacerse cargo del coste de un vehículo de alquiler si lo hemos contratado o de los gastos de transportes alternativos empleados. Para ello es fundamental aportar las correspondientes facturas que acrediten tales gastos.
  • Cualquier otro daño y perjuicio que podemos acreditar, probar y cuantificar, siempre que ese daño traiga su causa en esa intervención de Volkswagen.

¿Qué garantías deben ofrecerme para la readaptación de mi vehículo?

  1. Volkswagen debe asumir esa responsabilidad, realizando esa intervención en sus propios talleres oficiales, con el plantel de ingenieros técnicos necesarios que garanticen la adecuada calidad de la intervención, de modo que el software sea sustituido por uno que mida realmente las emisiones de contaminantes y que sean instalados en el vehículo los elementos técnicos necesarios que eviten dichas emisiones contaminantes; de paso deberán adoptarse en el coche las soluciones técnicas precisas que permitan seguir manteniendo y disfrutando de todas las prestaciones que el vehículo tenía de origen y por las cuales el cliente se decidió a comprarlo, como en particular la potencia, el consumo eficiente…
  2. Volkswagen debe asumir esa intervención en el plazo más breve posible y asumir todos los gastos que ello implique, empleando para ello los recambios, piezas y mano de obra que fueren necesarios; de igual modo deben asumir el paso de la ITV si fuera necesaria. Debe tratarse de piezas nuevas a menos que consintamos por escrito que fueran de segunda mano. Además deberá entregarnos las piezas que le hayan sustituido si así lo deseamos.
  3. Por esa intervención, Vokswagen deberá prestar una garantía al cliente, de modo que si a raíz de ella se produjeran averías en el coche, deberá responder el taller. En concreto la normativa de talleres habla de una garantía de 3 meses o 2.000 kilómetros.
  4. Como hemos comentado anteriormente, además, tenemos derecho a ser reembolsado de cuantos daños y perjuicios se hayan ocasionado a raíz de esta incidencia.

Escriba un comentario