Francia apuesta por la desconexión del móvil de trabajo fuera del horario laboral

Francia apuesta por la desconexión del móvil de trabajo fuera del horario laboral

Francia quiere que los trabajadores desconecten del trabajo en sus días libros o fuera del horario laboral y para ello, desde el pasado 1 de enero, ha entrado en vigor una ley que obliga a las empresas a que los empleados ignoren sus teléfonos inteligentes fuera del horario laboral, o al menos, lleguen a negociarlo.

Una ley de empleo entra en vigor en Francia obligando a las organizaciones con más de 50 trabajadores a iniciar negociaciones con los trabajadores para reducir su esclavitud al teléfono móvil fuera del horario laboral. Un derecho a la desconexión que quiere acabar con el uso excesivo de dispositivos digitales por parte de muchos empleados. Una medida que tiene por objeto hacer frente a la cultura de trabajo “always-on” (siempre conectado).

Las empresas estarán obligadas a negociar con los empleados para ponerse de acuerdo sobre su derecho a desconectar y las maneras en las que se puede reducir la intrusión de trabajo en sus vidas privadas. Algunas grandes empresas con Wolkswagen y Daimler ya toman medidas para limitar las horas de mensajería sobre asuntos de trabajo fuera del horario laboral con el fin de reducir el desgaste de los trabajadores.

Entre las medidas que se pretenden tomar se incluyen cortes en la conexión del correo electrónico por la noche o los fines de semana, o la eliminación automática de los correos electrónicos enviados a empleados mientras están de vacaciones.

Escriba un comentario