Felipe VI destaca la “relevancia” de la Abogacía “para el funcionamiento del Estado de Derecho”

Felipe VI destaca la “relevancia” de la Abogacía “para el funcionamiento del Estado de Derecho”

El monarca inauguró el XI Congreso Nacional de la Abogacía en Vitoria.

CGAE

© Casa de S.M. el Rey
© Casa de S.M. el Rey

El Rey Felipe VI destacó la “relevancia” de la Abogacía “para el funcionamiento del Estado de Derecho” durante la inauguración del XI Congreso Nacional de la Abogacía que se celebra en Vitoria hasta el viernes 8 de mayo. El monarca señaló que “mi presencia en este Congreso tiene mucho de reconocimiento a la labor imprescindible que desempeña el abogado en nuestra sociedad y, al mismo tiempo, un testimonio del respeto y el aprecio de la Corona por la Abogacía. Un respeto y un aprecio que siento, también personalmente, por esta profesión que tiene un irrenunciable compromiso con algo tan noble y siempre necesario como es la defensa de los derechos de los ciudadanos”.

“Al defender los derechos e intereses de los ciudadanos, los abogados contribuís a la seguridad jurídica”, destacó Don Felipe, que al mismo tiempo alertó de que “los ciudadanos demandan hoy “algo más de los juristas: sensibilidad ante las situaciones a las que se enfrentan los ciudadanos, y compromiso con el fortalecimiento de nuestro modelo de convivencia”. “Una sociedad dotada de abogados capacitados será una sociedad más preparada para encontrar respuestas adecuadas a los desafíos vinculados al progreso”, añadió.

“Este Congreso manifiesta la voluntad de esta profesión de seguir evolucionando hacia un modelo de Abogacía marcado por la cercanía, la agilidad, la eficiencia y la inmediatez que exigen los nuevos tiempos”, continuó el Rey, y recordó que “es la Abogacía la que mejor puede identificar sus propias demandas y articular soluciones eficientes, siempre al servicio de los ciudadanos y de los intereses generales; siempre al servicio del mejor funcionamiento de nuestro país”, concluyó.

CARNICER: ADAPTACIÓN SIN OLVIDAR LOS VALORES

Por su parte, el presidente de la Abogacía señaló durante su intervención en la inauguración del Congreso que en los cuatro años transcurridos desde la anterior gran cita de la Abogacía “hemos tenido que estar muy atentos ante una gran profusión de ideas, propuestas, anteproyectos y proyectos de reformas legislativas para manifestar nuestra opinión, a veces incómoda, pero con seguridad necesaria en la tarea siempre inacabada de la construcción del Estado de Derecho”, y en este sentido recordó que “ha sido fundamental el papel de la Abogacía en cuestiones tales como la implantación de tasas judiciales, las propuestas de regulación de los servicios y colegios profesionales, la LOPJ, la Ley de Asistencia Jurídica Gratuita…”. Con todo esto, “la Abogacía Española ha dado en todas estas cuestiones ejemplo de unidad y firmeza, demostrando la capacidad de liderazgo de nuestro colectivo, sin más armas que la razón ni más aliados que una sociedad necesitada de asesoramiento y defensa”.

El presidente de los abogados habló también de la formación de los letrados, “que debe ser de una calidad y nivel excepcionales”, que llegue “al nivel de conocimiento dE jueces o fiscales”.

Carnicer reflexionó sobre lo que debe ser el papel que quiere jugar la Abogacía en el futuro, que debe pasar, en primer lugar “por una permanente vigilancia por el respeto de los Derechos Humanos y denunciar la injusticia allá donde se produzca”. En segundo lugar, es necesario que “la Abogacía se coloque en el lugar que le corresponde”, porque “la Abogacía institucional, los Colegios Profesionales, no son ni quieren ser, un club distinguido de profesionales. Tenemos una alta función social que cumplir exigida por nuestra Constitución”.

En tercer lugar, Carnicer destacó que “debemos plantearnos como reto conseguir el desarrollo del Derecho de Defensa mediante la promulgación de una Ley Orgánica” que lo regule. En cuarto lugar, el presidente de la Abogacía señaló que la profesión “debe reafirmar en el futuro su compromiso con nuestro sistema de Administración de Justicia” y velar para que “se alcance un pacto de Estado por la Justicia”

Finalmente, Carnicer señaló como quinto objetivo que “la Abogacía sea siempre oída en todo lo que tiene que ver con los derechos y libertades de los ciudadanos”.

Los nuevos tiempos exigen que los abogados “se adapten de manera ágil”, pero “sin olvidar los valores de la Abogacía secular, en el cometido de asesorar y defender”.

CATALÁ: “AVANZAMOS EN LA MISMA DIRECCIÓN”

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, tomó la palabra en el acto de inauguración para destacar que su presencia simboliza “el compromiso del Ministerio y el agradecimiento a los abogados por su colaboración en materializar el Estado de Derecho”. Y es que según el titular de Justicia, la Abogacía “es el perfecto ejemplo del dinamismo y compromiso necesario para afrontar los desafíos futuros”.

Catalá señaló que el programa del Congreso demuestra “que muchos de los temas están en la línea de proyectos principales del Gobierno y el ministerio, por lo que compartimos diagnóstico y objetivos y avanzamos en la misma dirección”.

Uno de estos retos es la aplicación de las tecnologías a la administración de Justicia, y en este punto el ministro volvió a reiterar su compromiso de que el día 1 de enero de 2016 todas las comunicaciones entre sedes judiciales serán electrónicas, y reclamó “una conjunción de esfuerzos entre ministerio y Abogacía, imprescindible para lograr acabar con esa imagen de juzgados colapsados”.

Finalmente, señaló que las reformas “deben llevarse a cabo desde el ámbito del diálogo y el consenso. No hay mejor forma de actuar para favorecer el progreso de todos los españoles a través de una mejor Justicia”.

URKULLU: APUESTA POR LA ABOGACÍA COLABORATIVA

El lehendakari Íñigo Urkullu planteó tres retos de su Gobierno en relación con la Abogacía, como son “el sostenimiento del sistema de Justicia Gratuita, para que se garantice el acceso a la Justicia de los ciudadanos más vulnerables”; contribuir a que haya una Abogacía tecnológica y más avanzada; y finalmente fomentar “la Abogacía colaborativa, porque hoy se piden acuerdos y no pleitos”, por ello pidió apostar “por la mediación para lograr una Justicia retributiva”.

En el acto de inauguración también intervino el diputado general de Álava, Javier de Andrés, que recordó que en el escudo de la provincia alavesa aparece dos veces la palabra “Justicia”, de ahí la gran vinculación de este concepto en la región.

Además, el alcalde de Vitoria-Gasteiz, Javier Maroto, también agradeció la elección de su ciudad como sede del Congreso, y señaló la importancia de la elección del lema, “Abogado 3.0” para la ponencia central, ya que “de la misma manera que los políticos que quieren pisar la calle tienen que tener a las redes sociales y la tecnología como herramientas fundamentales, también lo deben hacer los abogados”.

Escriba un comentario