España y Estados Unidos: Juntos por el empleo

España y Estados Unidos: Juntos por el empleo

España y Estados Unidos reforzarán su colaboración en materia de empleo, intensificando particularmente el intercambio de información sobre buenas prácticas en ambos países, según han acordado este jueves la ministra de Empleo, Fátima Báñez, y su homólogo estadounidense, el secretario de Trabajo, Thomas Pérez.

En un encuentro en Washington, que “da continuidad” al que mantuvieron el pasado septiembre en Melbourne durante la reunión del ministros de Empleo del G-20, Báñez y Pérez han analizado la situación del mercado laboral español y han “acordado avanzar en la colaboración bilateral” en esta materia, según ha informado el Ministerio en una nota de prensa.

En concreto, Estados Unidos y España planean intensificar el intercambio de información sobre buenas prácticas en áreas como las políticas activas de empleo, la formación dual, el empleo juvenil o la atención a parados de larga duración, y estudiarán medidas para facilitar el movimiento de trabajadores altamente cualificados entre ambos países.

Posiciones cercanas

Durante la reunión, la ministra española ha constatado la cercanía de la orientación de la política laboral del Gobierno de Mariano Rajoy con la de Estados Unidos, que ha dado un fuerte impulso a las políticas de activación mediante la colaboración público-privada y donde hace apenas un año se aprobó la Workforce Investment Opportunities Act, una ley que mejora la intermediación laboral, la formación para el empleo y la certificación de competencias”

En este sentido, Báñez ha resaltado que la “ambiciosa y equilibrada” reforma laboral aprobada por el Ejecutivo ‘popular’ en 2012 ha permitido “frenar la reducción del empleo, en primer lugar, y que se cree empleo a un ritmo del 3,57% interanual ahora que la economía ha vuelto a crecer”.

“Hemos recuperado un millón de empleos desde el nivel mínimo en dos años, pero queda mucho por hacer”, ha añadido la ministra, defendiendo que ahora el Gobierno ha emprendido una nueva reforma “silenciosa” del mercado de trabajo a través de la revisión de las políticas activas de empleo para “mejorar su eficacia y eficiencia, con mayor intermediación entre oferta y demanda, más y mejor formación para los trabajadores, más coordinación entre los diferentes servicios públicos de empleo y una evaluación continua de los resultados”.

Como continuación de este encuentro, a partir de ahora se iniciará una ronda de contactos entre ambas administraciones que culminará en la firma de un memorando en la próxima reunión de ministros de Empleo del G-20 en Turquía.

Escriba un comentario