Encontrar trabajo en 10 pasos

Encontrar trabajo en 10 pasos

Adecco y su Fundación han lanzado una guía ilustrada que expone, en 10 claves, los pasos que todo universitario debe seguir para estrenarse con éxito en el mercado laboral. Así, bajo la premisa ‘Preparados para no quedarnos parados’, el texto defiende que la búsqueda de empleo empieza en el primer momento en el que el universitario inicia su etapa universitaria.

En otras palabras, la etapa laboral no empieza cuando el estudiante termina la carrera o busca sus primeras prácticas, sino que hay que hacer un trabajo previo ‘de campo’ desde los primeros cursos, según informa Adecco en un comunicado.

Según la directora de Marketing y Comunicación de Adecco y secretaria general del Observatorio de Innovación en el Empleo (OIE),  Margarita Álvarez, “el modelo educativo español se basa en un paradigma excesivamente teórico, que no proporciona las herramientas y conocimientos básicos para acceder al mercado laboral”.

“Ello despierta en los estudiantes inseguridad, y muchas dudas, a la hora de buscar su primer empleo” añade, por lo que la guía busca orientar a los jóvenes para “que se sientan acompañados en su viaje hacia el mundo laboral”.

Así, entre otros consejos, recomienda fijar una meta a largo plazoy trabajar por llegar a ella desde abajo; especializar la candidatura; estudiar primero el mercado; elaborar un currículum centrado en las competencias; agotar todas las fuentes de búsqueda de empleo; buscar a alguien que oriente al alumno; construir su marca personal, tanto en Redes Sociales, como a través de un blog; trabajar en habilidades de comunicación; y “no tener miedo” a pasar una temporada en el extranjero.

ESTUDIANTES CON DISCAPACIDAD

Adecco añade que actualmente, la comunidad universitaria cuenta con un 1,3% de estudiantes con discapacidad. Según el director general de la Fundación Adecco, Francisco Mesonero “el colectivo continúa infrarrepresentado, debido a barreras como la sobreprotección familiar o la falta de accesibilidad”.

“Pero lo más importante es la persistencia de las barreras psicológicas, que se traducen en falta de sensibilización y en la insuficiencia de un equipo humano que pueda atender las necesidades específicas de las personas con discapacidad”, añade.

 “No es necesario indicar en el currículum la posesión del certificado de discapacidad, pues éste no determina las competencias profesionales. Sí se puede mencionar en la entrevista de trabajo, una vez superado el filtro inicial porque se cumplen los requisitos para el puesto”, matiza y recuerda que las empresas buscan a este tipo de candidatos “porque discapacidad es sinónimo de talento”.

Escriba un comentario