El TSJ de Murcia asume la competencia sobre el ‘caso Guardería’ por un presunto delito de prevaricación

El TSJ de Murcia asume la competencia sobre el ‘caso Guardería’ por un presunto delito de prevaricación

La Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Murcia (TSJMU) se declara competente para la instrucción y, en su caso, el enjuiciamiento del caso Guardería por un presunto delito de prevaricación con respecto a la aforada Adela Martínez Cachá.

En el auto se designa al magistrado Enrique Quiñonero Cervantes, instructor del procedimiento sobre un presunto delito de prevaricación administrativa en el traslado y posterior demolición de la Escuela Infantil del barrio de La Paz de Murcia.

La Sala fundamenta, además, que dado que los hechos investigados como presuntamente delictivos se concretan en los acuerdos de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Murcia de julio y octubre de 2007, la prosecución de las actuaciones respecto de la aforada “resulta inescindible del resto de la instrucción practicada hasta la fecha” por el Juzgado de Instrucción número 1 de Murcia en las Diligencias Previas 5042/2011.

El auto de incoación de Diligencias Previas no es firme, cabe interponer recurso de Súplica.

Escriba un comentario