El Ministro de Justicia y el arbitraje como solución ágil y fiable a las demandas de la sociedad

El Ministro de Justicia y el arbitraje como solución ágil y fiable a las demandas de la sociedad

Rafael CatalaEl ministro de Justicia, Rafael Catalá, pronunció en la Cámara de Comercio de Valencia una conferencia sobre el arbitraje y la mediación. Catalá destacó la necesidad de contar con sistemas de resolución de conflictos ágiles y fiables que aporten certidumbre y coherencia a la interpretación de las leyes.

En ese sentido, reclamó la difusión del arbitraje como una solución rápida y especializada a las demandas de una sociedad y una economía avanzadas.​​​

Al acto asistieron el presidente de la Cámara de Comercio de Valencia, José Vicente Morata; el presidente de la Junta de Gobierno de la Corte de Arbitraje y Mediación de Valencia, Adolfo Porcar; el delegado del Gobierno de la Comunidad Valenciana en funciones, Juan Carlos Valderrama; el consejero de Gobernación y Justicia en funciones, Luis Santamaría; el presidente de la Audiencia Provincial de Valencia, Fernando de Rosa y la presidenta del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, Pilar de la Oliva, entre otras autoridades.

Durante su intervención, el ministro destacó la absoluta vigencia de la práctica del arbitraje y de la mediación gracias a las ventajas que aportan en economía procesal, costes controlados y confidencialidad. A la vez que señaló  su atractivo para los empresarios en un entorno en el que las relaciones comerciales se han multiplicado exponencialmente y se han deslocalizado.

El objetivo, según explicó Catalá, es conseguir que los agentes económicos y el conjunto de la sociedad conozcan y valoren los principios de inmediación, audiencia, celeridad, contradicción e igualdad de las partes que presiden el procedimiento arbitral, que lo convierte en un verdadero equivalente jurisdiccional y un buen sistema para descargar de trabajo a los juzgados y tribunales.

El ministro de Justicia explicó que la reforma de la Administración de Justicia tiene por objetivo conseguir esa mayor certidumbre jurídica que permita alcanzar más crecimiento y generación de empleo.  En ese sentido apuntan las mejoras de la organización judicial que contiene la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial: aporta mecanismos de reparto de cargas de trabajo que agilizarán los tiempos de respuesta de los tribunales, simplifica el procedimiento civil e incorpora medios telemáticos y nuevas tecnologías de la información en diversos ámbitos y momentos procesales.

Catalá se mostró dispuesto a reforzar todos aquellos aspectos que entran en el ámbito de competencia del Ministerio para fortalecer la institución del arbitraje. Así, citó la renovación de diferentes ámbitos del derecho privado, como por ejemplo la Ley de Navegación Marítima, aprobada el pasado mes de julio, que ha proporcionado al derecho marítimo un marco moderno que abre nuevas perspectivas al desarrollo del sector.

También destacó otra reforma con un efecto económico crucial, la encaminada a erradicar la corrupción, una lacra que mina la libre competencia en igualdad de oportunidades y ataca la estabilidad social e institucional en la que se desarrolla la actividad económica, en palabras del ministro. En este sentido, ha dicho, la introducción de la responsabilidad penal de las personas jurídicas y la obligatoriedad de los mecanismos de prevención del delito exigidos para eximir de dicha responsabilidad a las empresas, supone un esfuerzo clave y extensible a todos los sectores de la sociedad.​

Escriba un comentario