El ICAM reivindica la cooperación entre operadores jurídicos y periodistas para preservar el Estado de Derecho y sus principios

El ICAM reivindica la cooperación entre operadores jurídicos y periodistas para preservar el Estado de Derecho y sus principios

El Aula de Debate del Colegio de Abogados de Madrid dedicó su tercera jornada al análisis de la imagen de la Justicia que se ofrece desde los medios de comunicación. Raúl Ochoa, diputado responsable de formación del ICAM, se encargó de dirigir el debate y centró la cuestión principal: la dignidad de la persona y el principio de presunción de inocencia deben estar por encima “de la obtención de la noticia”. Asimismo, al hablar de Derecho, que es una ciencia, no procede dar cobertura a la “opinión de profanos en justicia”, afirmó.

Junto a Ochoa, componían la mesa el diputado responsable de comunicación del ICAM, Juan Gonzalo Ospina; la periodista y presentadora de Las Mañanas de Cuatro, Verónica Sanz, e Ignacio González, Magistrado del Juzgado de lo Penal nº 20 de Madrid y portavoz de Juezas y Jueces para la Democracia.

Para Ospina la libertad de prensa es un indicativo directo de la calidad democrática de un país, pero a su vez consideró que debe combatirse “la estigmatización” a que se somete a muchos abogados por defender a sus clientes, pues el derecho de defensa es igualmente imprescindible para garantizar el Estado de Derecho. En ese sentido, defendió el papel de la institución colegial para conseguir “un trato igualitario entre fiscales y abogados defensores” y para exigir a los medios respecto a la presunción de inocencia.

En la misma línea se pronunció González, crítico también con la difusión de imágenes de imputados “que atentan contra la dignidad de la persona”. Para el magistrado, en los medios prevalece la “presunción de culpabilidad”, y una solución sería que el fiscal fuese el encargado de informar y explicar las resoluciones judiciales, pues es la figura que puede ofrecer la visión más imparcial, y es algo que el propio Reglamento del Estatuto del Ministerio Fiscal contempla.

Sanz, aportando la perspectiva del lado periodístico, reconoció que en ocasiones se produce mala praxis en los medios, pero en ellos recae la tarea de “informar sobre leyes a ciudadanos que no saben nada sobre ellas”, y de ahí que en ocasiones “se simplifique demasiado y se obvie la realidad”. Firme defensora del derecho a informar, apuntó también que para el respetable “la justicia no es igual para todos” señalando como “ejes de desigualdad el poder, el dinero, y el género”. En este sentido, para la presentadora es fundamental una labor pedagógica que refuerce la presunción de inocencia cuando se comunican causas en las que aún no hay sentencia firme y que evite que se produzcan juicios paralelos.

 

 

Escriba un comentario