El Gobierno aprueba la solicitud de extradición a su país de tres ciudadanos chinos detenidos en la Operación Wall

El Gobierno aprueba la solicitud de extradición a su país de tres ciudadanos chinos detenidos en la Operación Wall

El Consejo de Ministros, a propuesta del ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha acordado hoy aprobar la solicitud de extradición realizada por la República Popular China de tres de sus ciudadanos detenidos en España, acusados de estafa en el marco de la Operación Wall.

Los tres se encuentran en situación de prisión provisional sospechosos de los mismos delitos que afectan a otros 269 ciudadanos chinos cuya solicitud de extradición ya fue aprobada el pasado mes de febrero.

Los reclamados son sospechosos de pertenencia a una organización internacional de carácter criminal que basaba sus actividades en la estafa a ciudadanos residentes en China a través de medios de telecomunicaciones e Internet, si bien su centro de operaciones se encontraba ubicado en varias ciudades españolas.

Así, contaban con locales y chalets en diferentes localidades, desde los que iniciaron sus operaciones en marzo de 2016 mediante el establecimiento de una serie de centros de atención telefónica a través de una trama organizada y dirigida desde China. Con estos medios y la utilización de telefonía IP (Internet) suplantaban los números de llamada de origen para identificarse ante sus víctimas como policías, fiscales o jueces chinos.

Tras acusar a esas personas de algún hecho delictivo, las coaccionaban para hacerles pagar una cantidad que sirviera para eludir la acción de la Justicia. Para ello, debían ingresar distintas cantidades de dinero en cuentas pertenecientes a la organización, cuyos líderes manejaban mediante medios financieros clandestinos para mantener la propia organización y repartir los beneficios obtenidos.

El pasado mes de diciembre en el transcurso de un operativo conjunto de los Cuerpos de Policía de España y China denominado Operación Wall, fueron desmantelados 13 centros clandestinos de estas características desde los que se habían realizado 839 estafas por valor de 120 millones de yuanes, equivalentes a más de 16 millones de euros. La mayor parte de los ciudadanos chinos reclamados fueron detenidos en Madrid, Alicante, Barcelona, Málaga y Zaragoza.

Escriba un comentario