El Gobierno amplía 6 meses más el Plan PREPARA, hasta febrero de 2016

El Gobierno amplía 6 meses más el Plan PREPARA, hasta febrero de 2016

El objetivo de este programa es mejorar la empleabilidad de los parados de larga duración o aquellos con responsabilidades familiares. Está dirigido a las personas que agotan la prestación por desempleo de nivel contributivo o bien alguno de los subsidios. Para ellos, los Servicios Públicos de Empleo desarrollan itinerarios personalizados de inserción en función de las características de cada beneficiario durante un periodo de 6 meses.

Se contempla además una ayuda económica de acompañamiento de 400 euros mensuales. Desde la reforma de Programa, en agosto de 2012, esta cantidad se eleva a 450 euros para aquellos beneficiarios con responsabilidades familiares.

PREPARA es un plan que avanza en un doble objetivo:

Paliar una situación real de necesidad
Recuperar el empleo de las personas beneficiarias.
Desde el inicio de la Legislatura, en diciembre de 2011, hasta julio del presente año, el Plan PREPARA ha beneficiado a más de 613.281 personas. 64.838 desempleados con responsabilidades familiares han percibido la ayuda económica ampliada de 450 euros introducida en 2012.

Un programa reformado y prorrogado
PREPARA fue reformado en agosto de 2012 tras la evaluación del programa hasta entonces vigente. Dicha evaluación puso de manifiesto una serie de limitaciones que hacían necesario un refuerzo de su eficacia y la mayor vinculación de las ayudas con las situaciones de mayor necesidad.

Por ello, la reforma del programa en agosto de 2012, además del refuerzo de servicios de empleo personalizados para el colectivo de beneficiarios, está permitiendo concentrar las ayudas en aquellos colectivos con mayores dificultades para retornar al mercado de trabajo.

PREPARA va a continuar prorrogándose de forma automática cada 6 meses hasta que el desempleo baje del 20%.

Programa Extraordinario de Activación para el Empleo
Con esta ampliación, el Gobierno es coherente con su compromiso con los colectivos que tienen mayores dificultades para encontrar un puesto de trabajo. Ellos constituyen la prioridad en las actuaciones en materia de empleo. Son el eje de la reforma de las políticas activas emprendida por el Ejecutivo.

Por ello, también se puso en marcha el pasado 15 de enero el Programa de Activación para el Empleo (PAE), destinado a los 400.000 parados de larga duración con responsabilidades familiares que no reciben ningún tipo de ayuda, ni estatal ni autonómica, tal y como recoge el ‘Acuerdo de propuestas para la negociación tripartita para fortalecer el crecimiento económico y el empleo’ del pasado 29 de julio.

Este Plan contempla medidas especiales individualizadas y personalizadas para que estos desempleados se incorporen cuanto antes al mercado laboral. Cabe recordar que el Plan fue pactado con los interlocutores sociales el pasado 15 de diciembre y diseñado junto a las Comunidades Autónomas.

Escriba un comentario