El catalán en los tribunales. La Función del juez y el abogado

El catalán en los tribunales. La Función del juez y el abogado

Los círculos de la magistratura y la abogacía están comentando el conflicto surgido en el Juzgado de Instrucción nº2 de Olot (Gerona). La controversia se genera, según diversas fuentes, al exigir las letradas intervinientes, en una causa en dicho juzgado, el poder usar el catalán como lengua cuando la Jueza titular de dicho Juzgado no lo entendía bien. A partir de esta situación, se producen diversas versiones sobre la actuación de las letradas y la Jueza, sobre la intervención de traductores etc….

Como consecuencia de estos acontecimientos, la Jueza ha sufrido dos amonestaciones disciplinarias del TSJC, que serán recurridas ante el Consejo General del Poder Judicial por la representación de la amonestada, según ha podido saber esta Redacción.

La función de un Juez es juzgar y para poder hacerlo necesita entender a las partes intervinientes. Por ello, es obvio que la Jueza de Olot, en el caso que nos ocupa, estaba forzada a manifestar que no conocía el catalán y advertir a las letradas que no les podía entender con precisión si usaban esa lengua. No hacer esa advertencia hubiera sido una irresponsabilidad por parte de la Jueza que hubiera podido perjudicar gravemente a los clientes de cualquiera de las partes. Es obvio que lo primordial en un juicio es hacer justicia.

Otra circunstancia, es la decisión política de evaluar si en Cataluña todos los jueces deben tener capacidad para poder actuar en catalán o no, pero en el transcurso de un acto judicial no se pueden debatir estos temas, sino que lo único que se puede debatir es la materia que es objeto del juicio. Por ello, parece obvio que la Jueza solo hizo lo que debía y podía hacer.

¿Qué hubiera pasado si la Jueza no dice nada para quedar bien y permite que las letradas se manifiesten en catalán? Esta conducta, como han indicado diversos juristas, hubiera podido perjudicar a los clientes de las letradas defensoras del uso del catalán.

Otra cuestión, en la que no se puede entrar sin conocer la causa con detalle, es saber si la Jueza actúo o no, con el debido respeto hacia las letradas al advertirles de la necesidad del cambio de lengua.

La función de un abogado es defender los intereses de su cliente. En principio, en un caso similar al de Olot, salvo que interesase dilatar el procedimiento o que el objeto del juicio y el encargo recibido por las letradas fuera la defensa del uso del catalán, no parece muy adecuado para la defensa de los intereses de los clientes de dichas letradas, propiciar que la jueza, que debe hacer justicia, no entienda bien las manifestaciones de las abogadas.

Es obvio, que si la Juez habla en castellano y la letrada también, la precisión de la comunicación entre ellas, será mucho mayor si usan el castellano, que si interviene un traductor que media en la comunicación entre letrada y jueza. Lo mismo se podría decir si el conflicto se hubiera producido porque el juez solo entendiera el catalán y el letrado conociera el catalán y el castellano.

Lo expuesto en esta información, son conclusiones recogidas a partir de diversas entrevistas realizadas por esta Redacción sobre la materia, no un análisis preciso del caso mencionado.

10 Comentarios - Escriba un comentario

  1. Comentarios como este, hechos desde la total ignorancia y carente de la mínima sensibilidad e ignorando totalmente los derechos del justiciable, son los que acrecientan el conflicto político existente en estos momentos. Por si alguien tiene alguna duda, decir que el catalán no es el chino y que una persona con una pizca de formación puede perfectamente entenderlo en escasos 3-4 meses. Si políticamente se rechaza una y otra vez (la prueba ayer mismo) que el catalán pueda considerarse requisito para ejercer en Cataluña, ¿qué puede hacer el justiciable y quien le defiende?. ¿De dónde sacáis que el castellano debe estar por encima de todo, aunque sea de obligado conocimiento? ¿Acaso se puede obligar a conocer una lengua y no la otra? Por cierto, creo que me expreso perfectamente en castellano, pero soy fruto de la tan mal vista “inmesrión linguística” (pecado donde los haya), lo que no me impide que ante los Tribunales use casi siempre el castellano y sin ningún problema, aunque también me gustaría poder usar el catalán si bien tengo miedo de perjudicar a mi cliente ante Jueces como la de Olot; ¿es esto Justicia?. Pero como iréis viendo, vosotros seguid así que algunos pocos catalanes iremos a la nuestra pues está claro que nada hemos avanzado después de 40 años de supuesta democracia. Y como decimos en provincias: “bon vent i barca nova”.

    Responder
  2. MIQUEL NADAL i BORRAS · Edit

    Miquel Nadal Abogado de ICABarcelona. El artículo yerra. Desconoce que el 98% de los juicios en Catalunya se hacen en castellano. Yo uso el catalán en las vistas orales y no hay ningún problema. Tal y como consta en la LECn cualquier funcionario de justicia puede hacer de traductor y se hace y no hay problema. Ello ocurre con Abogados que difienden a litigantes de fuera de Catalunya i no lo entienden.
    Sin embargo, yo también me he preguntado sobre el caso de que sea el Juez/Magistrado el que lo desconozca el catalán. Ahí es donde discrepo de la perspectiva el artículo. Muchos litigantes se expresan y piensan en catalan, con lo cual el cambio al castellano puede afectar a su credibilidad ante el Juez, a la hora de explicar la verdad material en la vista oral. Y ese es el quid de la cuestión, de que el Juez debe ser del pueblo adonde juzga o no siendolo, debe entenderlo. Pues de otra forma, la aplicación aséptica de la ley comportará la injusticia para ambas partes. Recuérdese al efecto lo que dispone el art. 3.1 Código Civil.
    Un ejemplo, un Magistrado del Jdo Vido de problación cercana de Barcelona, era de Andalucía, fue destinado a Catalynya y nos informó al mes de tomar posesión que ya estaba estudiando catalan.
    Que es antes el huevo o la gallina? A quien se juzga? Al litigante catalan. Pues entonces debe ser el Juez, como defensor de los derechos fundamentales de las partes, el que debe adaptarse la realidad social, el catalan.
    muchas gracias por la tribuna

    Responder
  3. Xavier López-Giralt G. · Edit

    Muy señores míos,
    A mi entender hacen ustedes un comentario estrictamente político y poco jurídico de la cuestión. Desde mi punto de vista olvidan al completo los derechos del justiciable. La Justicia es entre otras un servicio que presta el Estado y por tanto se debe a los ciudadanos y no al revés. Desde este punto de vista la confrontación debería analizarse sobre si los derechos laborales de un juez (funcionario) pueden pasar por delante de los derechos que la adminsitración garantiza al administrado. En tanto que el catalán es lengua oficial en Cataluña debe ser posible hacer un juicio en catalán. Es de todo punto inaceptable que si las partes quieren litigar en catalán se el juez quien impoga el idioma del litigio.
    Con todo el respeto diría que la jueza del caso (que por cierto, me dicen que hacía tres años que estaba en Cataluña) debería haberse esforzado en integrarse en la sociedad catalana y aprender la lengua del lugar. Y, en todo caso, la Administración de Justicia debería garantizar los derechos de sus administrados.

    Responder
  4. No estoy del todo de acuerdo con los anteriores comentarios . El tema a debate no es si lo jueces que ejercen en Cataluña deben saber o no catalán , el tema que se plantea es . Es legitimo que un abogado que se debe preocupar por encima de todo por defender el interés de su cliente , asuma que por defender un idioma el Juez que a de juzgar a su cliente entienda mal su argumentación en defensa de su cliente e incluso ( el juez es humano) que pueda generar cierta antipatía hacía el abogado . Sin duda parece que esta conducta no beneficia la cliente del abogado . Esto no quiere decir que no sea legitimo defender el uso del catalán por los operadores jurídicos , pero el lugar de hacerlo NO ES EN MEDIO DE UN JUICIO , ya que en el acto judicial el abogado solo debe trabajar en interés del cliente . La abogacía es algo muy importante , en gran medida la justicia depende de nosotros . La noticia recoge en su texto , que el mismo planteamiento seria aplicable si la lengua que conocieran todos fuera el catalán y solo el de una parte el castellano . En Sala lo único importante es hacer justicia para el caso concreto . No se puede sacrificar o perjudicar este noble objetivo , por otros fines aunque sean legítimos y respetables .

    Responder
  5. Si pago a un abogado es para que defienda mi caso concreto con toda su fuerza y conocimiento, no para que defienda otras causas aunque sean muy respetables. Es como si un médico en el curso de una operación se distrajera revindicando el derecho a dirigirse al personal de enfermería en una lengua determinada. Hay que saber jerarquizar, cada cosa en su lugar.

    Muchas gracias

    Responder
  6. Realmente se demuestra que la sociedad catalana está muy politizada. Esta noticia no habla de politica linguistica sino de obligaciones profesionalrs. Del deber de defensa cuando se acepta un caso. No se puede utilizar la toga sin pensar por encima de todo en la persona que da la confianza al abogado

    Responder
  7. Se nos olvida que la Justicia que se dicta en los Tribunales de Cataluña afecta a muchos otros que no son catalanes de nacimiento o que aun siendo, no conocen la lengua o no les importa que sea en castellano (que por cierto también es su lengua).
    ¿Qué pasa con los abogados del resto de España que nos desplazamos a un procedimiento en Cataluña? ¿Qué ocurre con mis clientes de fuera de Cataluña que tienen que demandar en estos tribunales? ¿Por qué una sentencia que podría abrir una nueva línea de jurisprudencia solo se dicta en un idioma que se entiende en Cataluña?
    ¿Queremos que toda Cataluña sea un coto cerrado para que ejerzan solo los profesionales que hablan esta lengua? ¿Se me está discriminado impidiendo que pueda ejercer mi profesión por el hecho de no haber nacido en Cataluña o no conocer su lengua? ¿Y que pasa con el resto de Autonomías con lengua propia?
    Los justiciables (los que acuden a los tribunales para solicitar la defensa de sus derechos) solo quieren una mejor (y rápida) solución a sus problemas y los profesionales que trabajamos para ello (abogados, funcionarios y jueces) tenemos la obligación de dársela. En el colegio enseñan que la lengua es un sistema de comunicación destinado a la transmisión de ideas y no de confrontación.

    Responder
  8. Antoni Morros Castelltort · Edit

    Mis queridos comentaristas Juan Javier, Carlos Iriatre y, sobretodo, redactores de la noticia y del comentario:
    Deciros que el problema no es si catalán o castellano en los juicios y vistas ante los Juzgados de Cataluña.; que también!! El problema es que una Sra. Jueza que lleva más de dos años en Olot no entienda (o mejor, diga no entender ) el catalán. Esta señora tiene un problema: O tiene pocas luces o actúa como suelen hacerlo la mayoría de los españoles, que estan convencidos (así se les lleva explicando hace cientos de años) de que en Cataluña hablamos en catalán para fastidiar (o algo peor, para j….). O de que eso del catalán es una cosa folclórica, de paletos (esta última apreciación la he visto en algunas tertulias televisivas) que no merece ser protegido (Dónde está el Instituto Cervantes, a la hora de divulgar y defender las otras lenguas no castellanas?, me pregunto); en definitiva estan convencidos de que donde esté el castellano (que no español) para qué otras lenguas? Y defender que se use el catalán en los Juzgados de Cataluña (!!!!) y pretender que los Jueces que ejerzan en Catalunya entiendan el catalán no es hacer política. Es hacer como se hace en otros paises más civilizados (uy, quería decir más sensible a la diferencia!!): léase Suiza, Irlanda, Noruega, etc. que protegen sus lenguas.
    Los castellanos y, por extensión, los españoles tienen un grave problema. Lo decía Macahado: el castellano desprecia lo que ignora y no se molesta en quere conocerlo. Es lo de “que inventen ellos!!!” o “Santiago y Cierra España” o aquello de “Qsostenella y no enmendalla”.A España le ocurre algo muy grave: han conseguido confundir Castilla con España; o sea Castellanizar España. Y que exista, como en la Galia de Astèrix, un pueblo irreductible como “las privincias catalanas”, ni se entiende ni se quiere entender y, encima, les molesta.
    Piensen un poquito!!. Abran sus mentes a la diferencia!! Vénganse a Cataluña y, a lo mejor, entienden algo!!
    Ah y usando un gran refran castellano: DONDE FUERES HAZ LO QUE VIERES!!!
    Soy abogado colegiado en Barcelona, num 11.213. He sido educado en la escuela siempre en castellano. He vivido bajo la dictadura y en democracia no he notado mejora en esta materia.
    Hablo mayormente en catalan, además de inglés y francés. Creo defenderme bien en castellano. Estimo profundamente la preciosa y rica lengua castellana. Me gusta viajar por España y cuando estoy en el País Vasco o en Galicia me interesa su lengua y no se me ocurre pensar que eso del Gallego y el Euskera son cosas de poca importancia.

    Responder

Escriba un comentario