Dificultad para cubrir puestos de trabajo de alta cualificación

Dificultad para cubrir puestos de trabajo de alta cualificación

España sigue teniendo “enormes desajustes” de talento y una “gran dificultad” para cubrir algunos puestos en las industrias de alta cualificación, aunque ha mejorado la flexibilidad de su sistema educativo y la del mercado laboral.

Ésta es una de las conclusiones de un estudio elaborado por Hays, que pone de manifiesto que el PIB crecerá un 3,2% en 2015 y que el paro seguirá bajando, aunque el mercado laboral seguirá sometido a enormes fricciones, incluso mayores que hace un año.

Según el director general de Hays España, Christopher Dottie, 2015 va a ser un año “positivo” desde el punto de vista del mercado laboral, pero los desajustes de talento y la rigidez del mercado generan una fuerte presión salarial en determinados sectores, aún cuando se mantienen los altos niveles de desempleo y la falta de trabajo a largo plazo entre los jóvenes.

Hays establece una puntuación para cada país entre 0 y 10. Una puntuación por encima de 5 indica que las empresas tienen dificultades para encontrar las aptitudes clave que necesitan y están sufriendo la fricción del mercado, y una posición por debajo de 5 refleja un mercado laboral relajado.

España, con 6,4 puntos, un 0,1% más que en 2014, se sitúa en tercera posición entre los países que sufren mayor presión, por detrás de Alemania y Hungría, pero por delante de Suecia y Estados Unidos. En el extremo opuesto están Honk Kong, Italia y Bélgica.

Según el informe, España presenta varias paradojas porque el componente de industrias de alta cualificación llega al nivel 10 del índice de Hays –pocos profesionales de este tipo y con mucho poder de negociación–, mientras que otras posiciones cualificadas tienen un nivel 4, lo que indica que existe una gran oferta de profesionales y que la guerra del talento es más equilibrada.

La calificación de presión salarial general se sitúa en 4,5 puntos, 1,2 más que en 2014, lo que supone una reducción del margen de negociación salarial por parte de las empresas, aunque se reduce ligeramente la diferencia entre los trabajadores de alta y baja cualificación.

Por otro lado, el estudio pone de manifiesto que España sigue sufriendo una “severa y elevada” tasa de paro, la más alta de los 31 países analizados por Hays. En concreto, se reconoce que las reformas del mercado de trabajo han impulsado la actividad laboral, aunque persisten los problemas estructurales derivados de la alta tasa de paro de larga duración y la disminución de la participación laboral de los jóvenes.

A nivel mundial, el estudio concluye que la economía se encuentra en el mejor momento de los últimos años, aunque aún “signos preocupantes” sobre el impacto duradero de la crisis financiera.

RECOMENDACIONES

En este contexto, recomienda facilitar la migración cualificada para que las empresas puedan acceder a trabajadores con habilidades clave, poner el foco en la formación y la relación entre el mercado laboral y las escuelas y universidades, adaptarse a la tecnología y maximizar las habilidades disponibles.

Según Hays, si se atienden estas recomendaciones se resolverá la escasez de talento disponible, se impulsará la competitividad de las empresas en todo el mundo y se podrá asegurar una recuperación más allá del crecimiento sostenible.

Escriba un comentario