De la Serna subraya el papel de los presupuestos del Grupo Fomento como motor de desarrollo económico y creación de empleo

De la Serna subraya el papel de los presupuestos del Grupo Fomento como motor de desarrollo económico y creación de empleo

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha señalado que los presupuestos del Departamento para este ejercicio aspiran a ser un motor de desarrollo económico y apuestan por la inversión, que alcanza cerca de 9.000 millones de euros y que arroja un incremento del 17% con respecto a los de un año antes, lo que equivale a 1.292 millones de euros adicionales.

Durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados para informar sobre el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018 del Ministerio de Fomento, De la Serna ha subrayado que estas cuentas contemplan la disponibilidad presupuestaria suficiente para atender las actuaciones previstas y los principales planes que se han presentado recientemente. Es el caso del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, el Plan de Innovación, los Planes de Cercanías, el Plan del impulso del Transporte de Mercancías por Ferrocarril o el Plan de Inversiones de Accesibilidad Portuaria 2017-2021, entre otros.

En este sentido, ha destacado que las infraestructuras, el transporte y la vivienda son tres pilares fundamentales para la modernización, la cohesión territorial y el desarrollo, tanto social como económico, del país.

Asimismo, ha indicado que el presupuesto consolidado del Grupo Fomento para 2018 asciende a 17.466 millones de euros, 943 millones de euros más que el de 2017 en términos homogéneos.

Estas inversiones se estima que generen unos 235.000 puestos de trabajo, directos e indirectos, ha recordado De la Serna, de los que cerca de 35.000 serán nuevos puestos de trabajo.

Objetivos de los PGE del Ministerio de Fomento para 2018

Los Presupuestos Generales del Estado para 2018 del Ministerio de Fomento se han elaborado en consonancia con la política económica del Gobierno, que tiene como objetivos prioritarios mantener la creación de empleo, consolidar el crecimiento económico y cumplir con el objetivo de reducción del déficit público, ha apuntado el titular de Fomento.

En este sentido, ha agregado que los presupuestos tienen como finalidad la creación de empleo y crecimiento económico mediante el incremento de la inversión en infraestructuras; cumplir los compromisos con las infraestructuras, el transporte y la vivienda en todas las comunidades autónomas y mejorar la calidad de las infraestructuras y el transporte, así como la movilidad de los ciudadanos, contribuyendo a la vertebración territorial.

Las cuentas para este ejercicio están a su vez orientadas a avanzar y finalizar los grandes proyectos en marcha; a incrementar la competitividad de los sectores implicados en el transporte de pasajeros y mercancías y a apostar por la innovación, internacionalización y la sostenibilidad.

Políticas del Grupo Fomento

El presupuesto realiza una apuesta inversora por la política ferroviaria, que totaliza el 48,1% de las inversiones con 4.286 millones de euros, lo que supone un incremento del 25,2% con respecto al presupuesto de 2017.

Le siguen, por orden de participación, Carreteras, con un 27,3%, (2.431 millones de euros); Puertos y Seguridad Marítima, con un 10,1% (900 millones de euros); Aeropuertos y Seguridad Aérea, con un 8,4% (752 millones de euros) y Vivienda y Suelo, con un 5,2% (467 millones de euros).

Además, estas inversiones, ha añadido el ministro, serán complementadas de forma extrapresupuestaria, mediante otros planes como es el caso del Plan Extraordinario de Inversión en Carreteras (PIC) o la inversión privada en los Puertos del Estado.

Principales actuaciones

Los presupuestos del Grupo Fomento para 2018 destinan 4.286 millones de euros al ferrocarril y dan cumplimiento a los compromisos y líneas estratégicas marcadas en materia de planificación de la red, desarrollo logístico, movilidad de viajeros y mercancías e intermodalidad.

En transporte de viajeros, Fomento seguirá trabajando para extender los beneficios de la alta velocidad a nuevos territorios, sin dejar de lado la red convencional, en la que se está trabajando en los planes de cercanías y en las actuaciones necesarias para la reposición de activos. En 2018, Fomento destina a las Cercanías 576 millones, el 54% más que en 2017.

En el horizonte más inmediato está previsto que se pongan en servicio conexiones tan importantes como el tercer túnel entre Atocha y Chamartín, el tramo Vandellós-Tarragona (en el Corredor Mediterráneo), o la línea Antequera-Granada, tramos en los que ya se han finalizado las obras y se ha iniciado el periodo de pruebas.

También se trabaja para concluir las obras en el AVE a Murcia, en la conexión Venta de Baños-Burgos o el tramo zamorano del corredor gallego.

Los presupuestos apuestan también por los corredores europeos Mediterráneo y Atlántico, que juegan un papel fundamental en el transporte internacional de mercancías.

Para el año 2018, se destinan 923 millones para el Corredor Mediterráneo, lo que supone un incremento del 23,4%; 757 millones para avanzar con los trabajos de la conexión con Galicia; 661 millones para las conexiones con Asturias, Cantabria, País Vasco y el Corredor Cantábrico-Mediterráneo, o 283 millones para el Corredor de Extremadura, el 9,1% más que en 2017

Asimismo, los presupuestos contemplan dotaciones para la integración de los puertos en el sistema ferroviario y para incrementar el transporte de mercancías por ferrocarril.

ADIF y ADIF AV van a llevar a cabo gran parte de las actuaciones gracias a un volumen de inversión de 3.561 millones, de los cuales en Red Convencional se invertirán 848 millones, el 63,1% más. La inversión de RENFE ascenderá, por su parte, a 378,3 millones, de la que 282 millones se destinará a material móvil.

En Carreteras, los presupuestos para 2018 impulsan la modernización de la red y garantizan su adecuado mantenimiento. La inversión total en carreteras asciende a 2.431 millones, lo que supone un 12% más que en 2017.

El importe destinado a inversiones en construcción de obra nueva asciende a 1.161 millones, mientras que se asignan 917 millones a conservación y seguridad vial.

El presupuesto prioriza la finalización de las obras que afectan a los principales corredores de gran capacidad que prestan servicio al tráfico de largo recorrido entre Comunidades Autónomas y hacia los principales pasos fronterizos, puertos y aeropuertos de interés general.

Además, se incrementará la capacidad y la calidad de la red de autovías y autopistas existente mediante el aumento del número de carriles y se realizarán actuaciones en nuevos accesos a puertos y aeropuertos en los entornos urbanos.

Por otro lado, se destinan a convenios para la construcción de carreteras de otras administraciones 353 millones, lo que supone un aumento del 37,1%, y se contemplan 44,9 millones para atender las reducciones de peaje con el objetivo de potenciar el uso de estas vías por los vehículos pesados.

La inversión presupuestaria en carreteras se verá reforzada mediante las inversiones extrapresupuestarias del PIC, del que ya se han anunciado las primeras concesiones.

Por lo que respecta al Transporte, en el año 2018 se mantiene el esfuerzo presupuestario necesario para garantizar las diferentes modalidades de subvenciones. Así, las partidas destinadas a la bonificación de billetes de transporte aéreo y marítimo de los residentes en territorios no peninsulares y familias numerosas ascienden a 507,7 millones, el 15% más que en los PGE de 2017.

Además de garantizar el 50% de subvención a los billetes de los residentes de los territorios no peninsulares en sus desplazamientos hacia y desde la Península por vía marítima y área, se han mejorado y reforzado las subvenciones a los residentes en Baleares y Canarias en sus desplazamientos entre islas (incluso por medios marítimos, a pesar de ser una competencia autonómica), incrementando esta subvención del 50% al 75% en sus desplazamientos por avión y barco.

De la misma manera, y para minimizar el impacto que supone la posición geográfica de los territorios no peninsulares, las subvenciones al transporte de mercancías ascienden a 67,2 millones de euros.

Por otra parte, en los presupuestos se dedica una partida importante para la financiación de las Obligaciones de Servicio Público (OSP). Destaca la compensación a Renfe por los servicios ferroviarios de cercanías y media distancia que alcanza en 2018 los 1.190,4 millones.

El Ministerio financia de media casi el 65% del coste del billete de los servicios declarados OSP.

El proyecto de presupuestos también contempla las partidas para mantener las compensaciones por las OSP de transporte aéreo ya establecidas y para la declaración de nuevas OSP aéreas. Además, se dotan partidas para garantizar los contratos de navegación en líneas marítimas de interés público.

En lo que respecta al sector aéreo, de gran importancia para la actividad económica y para el sector turístico, se dedica una inversión de 752,1 millones, lo que supone un aumento del 22,2% respecto de los PGE de 2017.

En 2018, Aena cuenta con una inversión de 645 millones que se centra, fundamentalmente, en aquellas actuaciones que permitan incrementar sus niveles de actividad y capacidad operativa, dando prioridad a las mejoras en mantenimiento y en seguridad. ENAIRE ha presupuestado además 86 millones que se destinarán a la modernización de los sistemas e instalaciones de navegación aérea en el marco del “Plan Vuelo 2020” para hacer frente a los retos de los próximos años.

En los presupuestos para este ejercicio, la inversión destinada a puertos y seguridad marítima asciende a 900 millones, de los que Puertos del Estado invertirá 803 millones. Con carácter general, las nuevas inversiones se destinan a adaptar las infraestructuras portuarias a los nuevos requerimientos de la demanda asociados a las tendencias actuales del sector hacia los megabuques, a la mejora de las condiciones operativas y de seguridad, a la implantación de nuevas tecnologías y a la accesibilidad viaria y ferroviaria.

Además de la inversión presupuestaria, está previsto que la inversión privada en los Puertos de Estado alcance 1.143 millones en 2018.

En 2018 se destinan además un total de 152,5 millones para garantizar el funcionamiento del sistema de salvamento marítimo y lucha contra la contaminación marítima gestionado por SASEMAR.

Las inversiones recogidas en materia de vivienda y arquitectura en el presupuesto de 2018 ascienden a 467 millones: 426,1 millones en ayudas para hacer efectivo el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021; 16,3 millones en convenios específicos para la construcción de viviendas en alquiler y rehabilitación y remodelación de barrios; 20,6 millones para actuaciones dirigidas a la conservación, restauración y rehabilitación de edificios de especial valor arquitectónico y 19,9 millones para fomentar la actividad de SEPES.

Escriba un comentario