Cuestiones legales en la “semana del Black Friday”

Cuestiones legales en la “semana del Black Friday”

El Black Friday se ha adelantado y estamos en una semana en la que las ofertas circulan por la red intentando provocar la compra compulsiva de millones de internautas, momentos en los que, desde Legálitas, venimos detectando el aumento de consultas de clientes afectados por problemas derivados de las compras online: estafas, productos en mal estado, problemas con las devoluciones e incluso la utilización de sus datos  para realizar otro tipo de ilícitos.

Abordamos el Black Friday, antes del Cyber Monday y la Navidad, pero los problemas legales a
los que se enfrentan los consumidores parecen ser siempre los mismos. Por este motivo, desde
Legálitas, recordamos algunos aspectos necesarios a tener en cuenta para no ser engañados
en la red:

¿Qué hacer si no estamos conformes con la compra realizada o hemos sido víctimas de estafa?

Recordemos que en el caso de compra a través de internet o por teléfono el comprador dispone
de un plazo de 14 días hábiles desde que recibe el producto para cambiar de opinión y resolver
el contrato, sin necesidad de justificar su decisión y sin penalización de ninguna clase, siempre
que el artículo sea devuelto sin menoscabo, aunque pueda estar desembalado. Es recomendable comunicar ese desistimiento de un modo fehaciente.

Si al realizar la compra online existe alguna cláusula que imponga al consumidor una penalización por ejercer su derecho de desistimiento, esta será nula de pleno derecho.

En el caso de las reclamaciones, si la incidencia no puede resolverse de forma amistosa, conviene dejar constancia escrita, en el menor plazo de tiempo posible, de su reclamación que debe dirigir a la empresa que figura en la web.

Si ésta no respondiera o la contestación fuera desfavorable entonces:

  • Si la empresa cuenta con domicilio en España, se debe dirigir la reclamación bien a losorganismos de Consumo, bien, cuando procediera, a los juzgados correspondientes a su domicilio.
  • Si se trata de una empresa extranjera que cuenta con sede en la Unión Europea podría cursar su queja a través del Centro Europeo de Información al Consumidor.
  • Si se trata de una empresa extranjera de un país no perteneciente a la Unión Europea y que no tenga establecimiento permanente ni en España ni en la Unión Europea, la reclamación se hace prácticamente imposible, pues habría que dirigirse a los organismos administrativos o a los tribunales del país donde esté ubicado ese negocio.

Para evitar ser estafados en nuestras compras online

  • Seguridad del sitio web: Asegúrese de que el sitio web en el que está comprando es
    de su confianza o infórmese antes de comprar, realizando una búsqueda por Internet
    para ver la experiencia anterior de otros usuarios. Compruebe también que la página
    web tiene un protocolo seguro, es decir, que envía los datos de manera cifrada,
    utilizando una plataforma “HTTPS”.
  • Desconfíe de los “chollos”: Nadie vende “duros a pesetas” por este motivo preste
    especial atención y desconfíe de las ofertas de los sitios web que venden productos o
    servicios sospechosamente baratos.
  • Condiciones de uso de la página web: Recuerde que en toda web debe aparecer una
    dirección física a la que reclamar, además de la denominación social y el NIF del comercio. Desconfíe por lo tanto de cualquier web en la que estos no figuren. Asegúrese también que aparecen las condiciones asociadas a la compra, incluida la política de devolución del producto y el tiempo de posible devolución del artículo.
  • Nunca introduzca el PIN de su tarjeta: En el proceso de pago de cualquier compra online los datos habituales para finalizar el proceso de compra son: el número de la tarjeta de crédito y el código CVC de verificación, si le piden otros datos como por ejemplo el PIN de su tarjeta, desconfíe.
  • Una vez que haya finalizado su comprar tras realizar el pago, compruebe que le han cargado en su cuenta correctamente el importe del artículo.
  • Es fundamental que guarde la documentación de su orden de pedido, será necesaria
    para poder reclamar o desistir de su compra.
  • Recuerde que, aunque compre online, los derechos de los usuarios se mantienen inalterados, garantizados por la normativa de consumidores y usuarios.
  • Si el domicilio social de la web se encuentra fuera de España la reclamación será más difícil. Si entendemos que hemos sido víctimas de estafa podemos también interponer una denuncia ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

La importancia de las contraseñas seguras

Para cuidar la privacidad en la red es muy importante ser conscientes de la importancia que
tiene el uso correcto de las contraseñas:

  • Han de ser robustas, alternando números y letras, además de otros signos.
  • Es recomendable cambiarlas de manera frecuente y utilizar claves distintas en los distintos servicios y plataformas.
  • No se deben utilizar las mismas en diferentes equipos o, al menos si lo hacemos, es muy importante que verifiquemos su borrado una vez finalicemos su uso.
  • No debemos facilitarlas a terceros. Nadie nos las va a pedir con fines lícitos.

¿Cómo puedes proteger tu identidad en la red?

La protección será más eficaz siguiendo estos cinco consejos. Tan solo debemos
acostumbrarnos como parte de la rutina habitual en el uso de internet y las nuevas tecnologías:

  • Prestar atención a los mensajes sospechosos, y sobre todo no responder a los emails que soliciten información financiera personal.
  • Cuando acceda a una web de banca electrónica escriba la dirección del sitio web directamente en la barra de direcciones.
  • Vigile con frecuencia sus cuentas.
  • Asegúrese que los sitios web por los que navega son seguros (https).
  • Mantenga protegido su ordenador con un antivirus actualizado

Escriba un comentario