Crece las conversiones de contratos temporales a indefinidos un 15% durante el último año

Crece las conversiones de contratos temporales a indefinidos un 15% durante el último año

Un total de 397.108 contratos temporales se convirtieron en indefinidos entre enero y octubre, un 15% más respecto al mismo periodo de 2014, cuando se registraron 345.498 conversiones, según un análisis de Randstad a partir de datos del Ministerio de Empleo.

La compañía de recursos humanos indica que se trata de la cifra más alta desde 2009, año en el que se superaron las 445.000 conversiones. Desde ese año y hasta 2013, se registraron cuatro ejercicios en los que los contratos temporales que pasaron a ser indefinidos no volvieron a crecer.

Las conversiones descendieron de las 400.000 en 2010, aunque la mayor caída se registró en 2012, con un retroceso del 15,3%. Tras una nueva caída en 2013, esta vez de tan sólo el 0,9%, las conversiones de contratos temporales a indefinidos volvieron a incrementarse en 2014, un 3,9%, hasta las 345.000.

En lo que va de año, este avance se ha hecho más acusado y estos procesos de conversión van camino de superar los 400.000 nuevamente, como ocurriera en 2009.

CRECEN EN CASI TODAS LAS REGIONES

Además, este cambio de tendencia afecta a todas las regiones, con la única excepción de Cantabria. De hecho, salvo en esta comunidad autónoma y Galicia, el resto de las comunidades autónomas han experimentado un aumento de las conversiones durante el último año por encima de los dos dígitos.

Los mayores incrementos de conversiones durante el último año se ha producido en Baleares y La Rioja, ambas por encima del 33%, lo que duplica la tasa nacional, que se situó en el 15%. Les siguen Castilla y León (26%), País Vasco (23%), Extremadura (20%) y Aragón (20%).

Por otro lado, el informe señala que de los 397.000 contratos convertidos en indefinidos hasta el momento, 238.000 correspondieron a trabajadores con jornada completa, 139.000 con jornada parcial y 20.000 a fijos discontinuos.

El mayor incremento se ha producido entre los profesionales que contaban con contratos fijos discontinuos, con un incremento del 35% respecto a 2014. La segunda variación más pronunciada, del 19,4%, se produjo entre profesionales que realizan jornadas completas. Las conversiones de contratos con jornada parcial se han incrementado en menor medida, un 5,9%.

Escriba un comentario