Condenado un octogenario a 17 años de cárcel por intentar volar un edificio en Hondarribia

Condenado un octogenario a 17 años de cárcel por intentar volar un edificio en Hondarribia

La Audiencia Provincial de Gipuzkoa ha condenado a 17 años de cárcel a un hombre octogenario que causó una potente explosión en un edificio de viviendas de Hondarribia y un incendio en el bajo de otro edificio en 2012 y que un año después fue detenido por intentar provocar otra explosión en el ayuntamiento de dicha localidad.

El procesado, que en el tiempo de los hechos tenía 78 años. Realizó estas acciones “enfadado” con la inmobiliaria que promovió y construyó el edificio -según relata la sentencia- a la que demandó en dos ocasiones y perdió ambos pleitos.

La Sala considera probado que la mañana del 17 de octubre de 2012, el procesado causó una explosión en la vivienda de su propiedad, situada en un primer piso del edificio, para el que utilizó un bidón de gasolina y “con el conocimiento de que en el edificio existían otras viviendas que se encontraban habitadas”. Además, provocó un incendio en un bajo de un inmueble de su propiedad, colindante con el anterior.

Los hechos provocaron quemaduras en el procesado –teniendo que ser trasladado a un centro hospitalario– y graves daños en la fachada del inmueble, cuyos escombros cayeron a la vía pública, lo que “constituyó un evidente riesgo para la vida e integridad física de los viandantes que en ese momento pudieran haber transitado por la calle”.

El acusado permaneció en prisión un año, hasta el 1 de octubre de 2013, en que se decretó su libertad provisional, con prohibición de entrada en Hondarribia, pero 20 días después acudió a la localidad con intención de hacer explotar el ayuntamiento, para lo que se pertrechó de una bombona de butano, 5 litros de combustible y dos garrafas de cinco litros con gasolina, un trozo de manguera y una caña de bambú. No logró consumar su objetivo porque fue visto por unos testigos y huyó del lugar en su coche.

El tribunal le condena por un delito consumado de incendio a 13 años y medio de prisión, y otro delito de estragos en grado de tentativa a tres años y medio.

Escriba un comentario