Alfonso Alonso destaca el “firme compromiso” del Gobierno con el modelo de farmacia español

Alfonso Alonso destaca el “firme compromiso” del Gobierno con el modelo de farmacia español

farmaciaEl ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, ha subrayado la excelencia del modelo farmacéutico español, con el que el Gobierno recalca su “firme compromiso”, y se ha mostrado convencido de que asumirá “un papel protagonista” en el panorama internacional hasta el punto de erigirse en una de las señas de identidad de la marca España.

Alonso, durante el acto de toma de posesión de los nuevos cargos del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, cuyo Comité Directivo presidirá Jesús Aguilar (releva en dichas funciones a Carmen Peña), ha considerado que el modelo de farmacia garantiza la plena disponibilidad del medicamento en cualquier parte del territorio y en condiciones de igualdad efectiva para todos los ciudadanos, y ello 24 horas durante todo el año. En este contexto, el ministro ha precisado dos datos: un 99% de la población dispone de al menos una farmacia en su lugar de residencia y que el 64% de las 21.000 farmacias que forman la red de oficinas por toda España están situadas en municipios que no son capitales de provincia.

Gran compañero de viaje​

Según ha afirmado el ministro, el Consejo General representante de la farmacia española ha sido un gran compañero de viaje del Gobierno durante el camino de España hacia la recuperación, así como un aliado estratégico en la implantación de medidas que han hecho más eficaz el gasto farmacéutico. Ha añadido Alfonso Alonso que su Departamento siempre ha podido contar con este organismo.

Porque hace tres años la situación del Sistema Nacional de Salud resultaba compleja, caracterizada por tensiones derivadas de la crisis económica y de la caída de la recaudación. Sin embargo, el Gobierno proporcionó a las Comunidades Autónomas más de 184.000 millones de euros, de los que casi un 72% se ha dirigido a financiar servicios públicos esenciales como la sanidad (incluido el pago a las farmacias), la educación o los servicios sociales.

Superada la coyuntura, el Sistema Nacional de Salud se enfrenta al reto de mejorar la calidad de las prestaciones sin que la sostenibilidad del modelo se vea en riesgo. Alonso ha enmarcado aquí el acuerdo suscrito en noviembre de 2013 con el Consejo General por cuanto se erigirá en la hoja de ruta para abordar los nuevos retos, marcados en medida por el envejecimiento de la población y por la aparición de nuevas tecnologías de diagnóstico y tratamiento.

El papel del farmacéutico se antoja clave en el propósito, en palabras de Alonso, especialmente en acciones como el seguimiento terapéutico del paciente crónico y polimedicado, la lucha contra la venta ilegal de medicamentos por Internet o en la implantación de la e-salud (el 78% de las recetas dispensadas son ya en formato electrónico y 25 millones de personas cuentan con información clínica digital).​

“Se abre ahora una nueva etapa que consolidará los esfuerzos de participación e integración del farmacéutico en los planes y estrategias del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, pero a su vez seguirán contando con el apoyo del Gobierno con el objetivo de que el modelo siga siendo sostenible y tan valorado por los ciudadanos”, ha indicado.​

Escriba un comentario